La Paz. Bolivia tiene una ubicación geográfica privilegiada para desarrollar interconexiones de energía eléctrica con varios países sudamericanos, los cuales tienen una gran demanda de electricidad, afirmó hoy el Consejo Mundial de Energía (WEC, en inglés).

La directora de Escenarios y Recursos del WEC, Zulandi van der Westhuizen, destacó la ventaja geográfica de Bolivia ante periodistas, tras sostener un reunión con el ministro boliviano de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, capital del departamento Santa Cruz (este).

El encuentro de Van der Westhuizen con el ministro boliviano se desarrollo en el marco la Comisión de Integración Energética Regional (CIER), donde abordó la importancia de que Bolivia se convierta en el centro energético de la región y los escenarios de integración energética.

El WEC apoya de manera activa a organizaciones intergubernamentales, gobiernos y empresas para suministrar sistemas energéticos sostenibles.

La organización reúne todas las áreas económicas del mundo, todo tipo de energía que va desde las energías renovables a los combustibles fósiles, y todo tipo de organización.

La directora del WEC destacó el avance que tuvo Bolivia en el sector energético y en los proyectos que se impulsan desde el gobierno central, al destacar su activa participación en la consolidación de la integración regional.

"Comunicamos conocimientos a través de una amplia gama de campos y apoyan el proceso de toma de decisiones en la formulación de políticas y la estrategia de la industria. Por lo tanto, tenemos un papel clave que desempeñar para ayudar al mundo a repensar y resolver sus desafíos energéticos y al abordar el problema de la energía", subrayó.

Van der Westhuizen abordó con el ministro Sánchez el panorama global del sector hidroeléctrico, puesto que Bolivia encara una serie de proyectos de generación que apuntan a consolidar al país andino como "corazón energético".

Aseveró que en los últimos 10 años se ha disparado de manera exponencial la demanda de electricidad en el mundo, lo cual "es una combinación del crecimiento económico, el crecimiento de la población y la economía del propio país, en países como Bolivia que están en desarrollo, donde ahora la gente tiene más acceso a la electricidad".

Recordó que "Bolivia tiene una generación de electricidad de más del 60 por ciento con base a combustibles fósiles, si Bolivia puede cambiar su generación y ampliar su capacidad hidroeléctrica sería más beneficioso para el país, puesto que el gas es un producto que se puede exportar".

Según la experta, el uso de energía hídrica y su exportación introducen un grado mayor de predictibilidad y estabilidad en la economía, a diferencia de los combustibles fósiles como el gas y el petróleo que tienen diferentes ciclos en sus precios.