Madrid. El gobierno de España detectó ADN equino no etiquetado en un 4% de las 189 muestras que se realizaron a productos de carne vacuna, informaron este lunes los ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el ministerio de Sanidad.

En un comunicado suscrito por ambos departamentos, se indicó que se descartaban problemas de seguridad alimentaria y señala que los análisis efectuados para detectar el medicamento "fenilbutazona", prohibido para animales destinados a consumo humano, se han analizado 108 muestras y no hubo ningún positivo.

Asimismo, en España hubo actuaciones coordinadas por parte de las autoridades de seguridad alimentaria, consumo y fraudes del gobierno central y las comunidades autónomas para llevar a cabo el número de análisis, que ha sido superior al que había determinado la Unión Europea (UE), que era a un total de 150 productos.

El gobierno español envío este lunes a la Comisión Europea los resultados de los análisis efectuados para determinar el alcance del fraude de hallar ADN de caballo en productos etiquetados con vacuno.

Asimismo, estos análisis son consecuencia de los casos detectados desde mediados de enero del presente año en Europa y que están relacionados con prácticas fraudulentas por presencia de ADN equino en productos cárnicos de vacuno.

Las autoridades sanitarias españolas descartaron problemas de seguridad alimentaria, dado que no se han encontrado restos de fármacos veterinarios prohibidos, reiteró el Ministerio de Agricultura.