El presidente de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representaciones Turísticas (Avemarep), Julio Arnaldes, informó que durante septiembre se vendieron un millón 220 mil boletos menos que en el mismo período vacacional de 2013, lo que representa una caída del 50% en las rutas internacionales y 27% en las nacionales. “Se debe a las deudas que se tienen con las líneas aéreas. Esta estadística va a seguir manteniéndose hasta diciembre. No ha habido variación en lo que va de año”, añadió el presidente de Avemarep.

Actualmente solo 50% de las aeronaves están operativas por falta de repuestos y equipos, lo que ha ocasionado retraso e incumplimiento por parte de las aerolíneas en los itinerarios y las frecuencias de viajes.

A raíz de eso hubo algunas sanciones a líneas aéreas por parte del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) debido al incumplimiento de las normas, alegando que “no tenían publicado el listado de las tarifas y las condiciones generales de transporte aéreo”.

Durante los últimos cuatro años las aerolíneas han incrementado su flota solicitando nuevos aviones, ya que cada día la demanda aumenta.

“El crecimiento porcentual de los últimos ocho años en nuestro país está cerca del ocho por ciento, ya tenemos casi dos años en crisis por lo que llegamos a 16% por debajo de lo que el mercado está solicitando”, informó.

Arnaldes advirtió que la situación está generando informalidad en la venta de boletos, en los cuales personas no autorizadas hacen las transacciones, resultando muchas veces en fraude, por lo que instó a estar precavidos y realizar las compras en agencias de viajes autorizadas teniendo así un espacio físico donde el cliente pueda reclamar o aclarar dudas en caso de ser necesario. “El usuario debe estar alerta; ya que los boletos no son como hace algunos años que debido al sistema de seguridad su autenticidad era fácilmente reconocida”, dijo.

La modalidad de los gestores es realizar uno, dos o tres trámites de manera correcta para así generar confianza logrando que los clientes lleguen al “boca a boca” recomendándolos, luego cuando obtienen más cantidad de posibles víctimas empiezan a cometer el delito solicitando pagos anticipados, entregan un boleto parecido al original y cuando el cliente debe hacer trámites en organismos se dan cuenta de que el boleto es falso, y ya para ese momento el gestor ha desaparecido.

En relación con la supuesta venta de boletos en dólares, aclaró que en Venezuela no se están emitiendo pasajes para ser cobrados en dólares; lo que puede hacer el usuario es acceder a páginas web internacionales, colocar los datos de la tarjeta de crédito y comprarlo en dólares. “Todas las tarifas son enviadas al Inac y este debe aprobarlas”, indicó.

“Esperamos llegar a una solución conjunta con el Gobierno. Se necesita llegar a un arreglo donde las aerolíneas puedan recuperar el dinero que han invertido en Venezuela”, expresó Julio Arnaldes.