Río de Janeiro. La petrolera brasileña Petrobras dijo este viernes que la relación entre su deuda y su capital subió en el segundo trimestre de este año a un nivel que puede provocar una baja de su calificación de crédito, cuando en el mercado preocupa un posible retraso de un plan de capitalización.

La gigante estatal informó de que su relación deuda sobre capital subió a 34%, apenas por debajo del límite de 35% que la firma ha dicho que no puede superar para mantener la calificación de grado de inversión.

La situación eleva la presión sobre Petrobras para que lleve a cabo su plan de capitalización tan pronto como sea posible o tenga que escoger entre la presión de sus calificaciones y frenar el más ambicioso programa de inversiones en la exploración petrolera del mundo.

El vicepresidente de finanzas de la firma, Almir Barbassa, sostuvo que la empresa "no está preocupada por el tema".

El vicepresidente de finanzas de la firma, Almir Barbassa, dijo a periodistas que la relación deuda sobre capital subió desde un 28% hace un año atrás y un 32% del trimestre anterior, pero minimizó las preocupaciones.

"Estamos tranquilos", dijo. "Estamos todavía en el rango (...) con la capitalización, vamos a recuperar el aliento. No estamos preocupados por este tema", agregó.

Las acciones de la firma han tenido un bajo desempeño este año por preocupaciones sobre su plan de capitalización.

Suben ganancias. El plan de capitalización involucra que el Gobierno le dé a Petrobras derechos de exploración de 5.000 millones de barriles de equivalente de petróleo en campos aguas adentro a cambio de títulos de la empresa, mientras que inversores tendrían que comprar acciones.

Petrobras cree que la operación podría generarle unos US$25.000 millones, que le permitirían desarrollar sus enormes reservas de hidrocarburos, gracias a las que Brasil espera convertirse en un importante exportador.

En junio, la petrolera pospuso la oferta de acciones por dos meses, debido a retrasos en obtener la valoración de las reservas que recibirá en la transacción.

Petrobras reportó este viernes un alza de 7% de sus utilidades del segundo trimestre, impulsadas por un mayor precio del crudo.

Las ganancias netas subieron a 8.300 millones de reales (US$4.690 millones), desde los 8.160 millones del mismo período de 2009, dijo Petrobras.

Los resultados superaron las expectativas de ganancias por 7.710 millones de reales que pronosticaron analistas en un sondeo de Reuters.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortizaciones -una medida del flujo de caja conocida como EBITDA- cayeron a 15.930 millones de reales, desde los 17.600 millones del mismo trimestre de 2009.

La producción de crudo subió un 2,3% desde el año anterior a 2,01 millones de barriles por día.

Las inversiones crecieron un 12,3% frente al 2009, una señal de que la firma está encaminándose a su ambicioso plan de explotar sus enormes reservas.