Pasar al contenido principal
Deuda de venezolana Pdvsa con proveedores sube 55% en 2010
Martes, Julio 26, 2011 - 09:44

La producción promedio de crudo del país bajó el año pasado a 2,97 millones de barriles por día (bpd) desde los 3,01 millones de bpd del 2009, mientras que el costo de producción cayó a US$5,5 por barril (dpb) desde los 6,33 dpb del año previo.


Caracas. La deuda de Petróleos de Venezuela con sus proveedores subió un 55% el año pasado, una situación que dificulta los esfuerzos para acelerar la producción porque las firmas exigen que se les pague antes de prestar más servicios a la estatal o suben precios anticipando demoras en los pagos.

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dijo este martes, en sus estados financieros auditados, que su deuda con proveedores creció a US$10.902 millones.

La OPEP confirmó la semana pasada que Venezuela posee las mayores reservas mundiales de crudo, superando a Arabia Saudita, pero PDVSA está luchando para recuperar sus niveles de extracción y con pasivos que se han triplicado en los últimos cuatro ejercicios.

PDVSA, el motor financiero del proyecto socialista que impulsa el presidente Hugo Chávez, confirmó que sus ingresos en ascendieron a US$94.929 millones en el 2010, con una ganancia neta de US$3.164 millones de dólares y que su deuda financiera totalizó casi US$25.000 millones.

"Los resultados de la gestión operacional, financiera, ambiental y social de PDVSA correspondientes al año 2010 demuestran el fortalecimiento y crecimiento experimentado por la empresa, a pesar de la crisis que sufre en la actualidad el capitalismo global", dijo la firma en el reporte.

La compañía dijo que la producción promedio de crudo del país bajó el año pasado a 2,97 millones de barriles por día (bpd) desde los 3,01 millones de bpd del 2009, mientras que el costo de producción cayó a US$5,5 por barril (dpb) desde los US$6,33 del año previo.

Para levantar el estancado bombeo de crudo, la estatal prevé invertir US$142.300 millones entre el 2011 y el 2015, tras ejecutar inversiones por US$13.307 millones en 2010, según el documento.

Las autoridades energéticas del país llevan años publicando cifras de producción mayores a las calculadas por organismos internacionales, como la propia OPEP, y expertos del sector, quienes aseguran que la firma nunca se recuperó completamente del feroz paro que sacudió al país entre 2002 y 2003.

Provisiones. La firma petrolera también reflejó en su reporte una provisión de US$1.458 millones para eventuales pagos por arbitrajes y litigios, luego de que las masivas estatizaciones del gobierno socialista del presidente Hugo Chávez generaron una oleada de demandas internacionales.

"Siempre hemos dicho que reconoceríamos un valor que fuera razonable por esos activos", dijo el ministro de Energía y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, en conferencia de prensa.

Entre los pleitos más destacadas están los con Exxon Mobil Corp y ConocoPhillips de Estados Unidos, que salieron del país al no llegar a un acuerdo para la nacionalización en 2007 de sus multimillonarios activos en la Faja Petrolíera del Orinoco.

La exportación promedio de crudo y derivados fue de 2,41 millones de bpd en el 2010, frente a los 2,68 millones de bpd del 2009.

Los envíos regulares a China bajaron a 179.000 bpd en el 2010 desde los 370.000 bpd del ejercicio previo, pero el Gobierno ha asegurado en varias oportunidades que manda unos 500.000 bpd al gigante asiático en parte como pago en crudo por un fondo de inversión multimillonario.

Mientras, los despachos a Cuba subieron a 98.000 bpd desde 93.000 bpd en 2009.

Chávez, quien fue operado de cáncer en La Habana el mes pasado, se anotó como un éxito de la "revolución socialista" el reconocimiento de las ingentes reservas petroleras del país, que ascienden a 296.500 millones de barriles de crudo, en torno a un 20% de los depósitos mundiales.

Casi todas estas reservas son crudo pesado y extrapesado de la Faja Petrolíera del Orinoco, donde PDVSA impulsa ambiciosos proyectos con socias extranjeras como la estadounidense Chevron, la española Repsol, la italiana Eni y la rusa Rosneft.

Caracas espera que estos proyectos lleguen a suponer una producción adicional de 2,1 millones de bpd y atraigan inversiones foráneas por unos US$80.000 millones.

Autores

Reuters