Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) reportó este viernes que redujo en un año seis por ciento su deuda financiera consolidada y mantiene compromisos por US$41.027 millones al cierre de 2016.

Según un extracto del informe "Balance de la Deuda Financiera Consolidada", publicado en un diario local, la disminución se debe en parte a una reducción de 1.675 millones de dólares en la deuda de PDVSA por bonos emitidos.

Al término de 2016, la estatal le debe a tenedores de sus títulos US$28.475 millones, frente a los US$30.150 millones del año anterior.

Mientras, su filial de refinación en Estados Unidos, Citgo, aumentó su deuda financiera a US$4.212 millones, un 3,15% más que en 2015.

La petrolera, que enfrenta un derrumbe de sus ingresos por la caída de los precios del crudo desde 2014, se esforzó el año pasado en reducir sus compromisos más inmediatos e incluso a fines de año consiguió canjear casi la mitad de los bonos que vencen en 2017, ofreciendo nuevos títulos al 2020.

Al término de 2016, la estatal le debe a tenedores de sus títulos US$28.475 millones, frente a los US$30.150 millones del año anterior.

Mientras, su filial de refinación en Estados Unidos, Citgo, aumentó su deuda financiera a US$4.212 millones, un 3,15% más que en 2015.

El país ha evitado emitir deuda en los últimos años, por lo costoso que le resulta salir a los mercados, que temerosos por un posible incumplimiento de Venezuela y su gigante estatal han elevado la percepción de riesgo.