El periódico Handelsblatt citó el viernes fuentes del banco que dijeron que aún no se había alcanzado una decisión pero que lo dos presidentes ejecutivos del Deutsche Bank, Jürgen Fitschen y Anshu Jain, consideraban un "Plan B" para dar un estímulo adicional a sus esfuerzos por cerrar la brecha con rivales internacionales en términos de fortaleza de capital.

El principal prestamista de Alemania, que revelaría el martes los resultados de ganancias en el primer trimestre, se negó a hacer comentarios sobre el informe del diario.

Jain había dicho previamente que Deutsche Bank no había discutido sumar capital accionario, aunque estaba avanzando con planes para fortalecer otras formas de capital regulatorio.

Concentración de operaciones en bolsa en América Latina

Por otra parte, el Deutsche Bank AG, el mayor prestamista de Alemania, reducirá a su equipo de operaciones bursátiles en América Latina y planea administrar el negocio principalmente desde México, Brasil y Nueva York, dijo una persona familiarizada con los planes. No estaba claro cuánto personal será afectado por los cambios, que fueron informados previamente por Bloomberg.

Citando a dos personas familiarizadas con el asunto, se especula que el banco reduciría el número de empleados en ubicaciones que sirven a América Latina, como Sao Paulo, Santiago y Nueva York, y que también estaba considerando cerrar su negocio bursátil en Chile.

El prestamista ya ha dicho que su banco de inversiones tuvo un lento comienzo de año, afectado por incertidumbre política y de mercados por la crisis en Ucrania y preocupaciones sobre crecimiento económico en China y Alemania.

Deutsche Bank ha hecho del 2014 un año clave, en medio de recortes de costos, una reducción de su hoja de balance y una larga lista de escándalos.