Ciudad de México. DHL Express México no quiere quedarse al margen de la transformación que ha generado el comercio electrónico, sobre todo en pequeñas y medianas ciudades, por lo que este año realizó una histórica inversión de US$85 millones, que representa un incremento de 70% respecto al 2017, a lo que sumará 1,200 empleos.

“Estamos preparándonos para lo que viene, por eso le mentemos dinero y mejoramos nuestro recurso humano, infraestructura y tecnología, de otra manera no vamos a competir adecuadamente”, comentó el CEO de la empresa en México, Antonio Arranz.

Comentó que el país ya se encuentra en la novena posición en importancia a nivel internacional y hace cinco años ocupaba la décimo tercera.

De la inversión programada, 90% ya está comprometida y en proceso de ser ejecutada durante el resto del año, con lo cual podrán seguir marcando una diferencia en servicio entre las más de 2.000 empresas de mensajería y paquetería que operan en territorio mexicano.

De la inversión programada, 90% ya está comprometida y en proceso de ser ejecutada durante el resto del año, con lo cual podrán seguir marcando una diferencia en servicio entre las más de 2.000 empresas de mensajería de México.

Entre la infraestructura que han sumado se encuentra la apertura de 100 nuevos puntos de venta en la Ciudad de México y el resto del país, para atender “eficientemente” el incremento de 30% que está registrando el comercio electrónico cada año.

“Hemos pasado de 516 a 616 tiendas en todo el país porque es evidente que el e-commerce está penetrando fuertemente en ciudades que anteriormente no realizaban esa actividad masivamente (como en Pénjamo, Guanajuato), pero cuando ampliaron su conectividad a Internet y hubo más acceso a pagos electrónicos se abrieron mercados con enorme potencial. Hay unas 100 poblaciones en donde hace cuatro años ni siquiera se pensaba iban a crecer en ese sentido y ya ocurrió”, refirió Arranz.

En relación a la posibilidad de que se cancele la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y desarrollar, como alternativa, la base militar de Santa Lucía, recordó que habrá una consulta al respecto, por lo que se debe esperar a que se tome la decisión.

“Hoy, el diseño que se presentó para Santa Lucía no habla de un centro logístico. Habría que decir que todo lo que hay en el aeropuerto de la Ciudad de México habría que hacerlo allá. En todo caso, empezaríamos de cero y todo lo avanzado se acabó, pero hay que esperar”, respondió Antonio Arranz al ser cuestionado al respecto.

¿Qué pasaría en el corto plazo si no sigue la construcción? Nosotros hicimos una inversión muy fuerte de casi US$2 millones el año pasado, previendo el tiempo y el crecimiento del sector, con nuestros socios logísticos.

Pensamos que con eso podíamos sobrevivir el periodo 2020-2022, pero ahora tenemos que pensar en el 2020-2024 y tenemos que estirarnos lo más que se pueda. Si pasa del 2024 (tener un nuevo aeropuerto) se complica la cosa.