Londres. Diageo sería el más probable comprador entre los cuatro interesados en adquirir la firma de origen mexicano José Cuervo, el tequila de mayor venta del mundo, si la familia Beckmann se decide a vender la marca valorada por analistas en US$2.000 millones.

La reservada familia Beckmann parece estar considerando la venta, dijeron los analistas, a sabiendas que una posible división de Fortune Brands podría poner al tequila Sauza en oferta.

Diageo, el grupo más grande de bebidas alcohólicas, sería el principal candidato para adquirir Cuervo, debido a los derechos de distribución que posee y su sólido balance. El presidente ejecutivo, Paul Walsh, ha dicho en el pasado que estaría interesado en comprar al precio correcto.

José Cuervo controla alrededor de un 29% del mercado mundial de tequila de US$2.800 millones y vende cerca de 4,5 millones de cajas de 12 botellas al año.

"Diageo parece ser el postulante más favorecido. Cuervo fortalecería la plataforma de distribución de Diageo para México, que es un mercado de rápido crecimiento para sus marcas de whisky", dijo Trevor Stirling de Bernstein Research.

Un 60% de las ventas se realizan en el mercado de Estados Unidos, donde tiene más del doble del tamaño de sus competidores más cercanos.

Diageo, cuyas marcas incluyen el vodka Smirnoff y el whisky Johnnie Walker, distribuye José Cuervo fuera de México en un contrato a largo plazo que vence en junio del 2013.

"Quisiéramos que Diageo comprara el tequila de Cuervo (...) El acuerdo actual significa márgenes más bajos y por ende creemos que generaría mas negocio para Cuervo si fuese propietario del negocio", dijo el analista Pablo Zuanic en Liberum Capital.

Zuanic calcula que si los niveles de las ventas a puerta de fábrica son de alrededor de US$650 millones entonces el precio debería ser alrededor tres veces las ventas y alrededor de 10 veces las ganancias antes de interés, depreciación y amortización (Ebitda), que se compara con los 9,9 veces que Diageo pagó por la firma turca de bebidas Mey Icki.

Quién quiere un tequila. Ninguno de los otros cuatro principales fabricantes de tequila es visto como probable comprador de Cuervo.

Pierre Pringuet, presidente ejecutivo de Pernod Ricard, ha descartado importantes adquisiciones en el corto plazo, centrándose en la reducción de la deuda tras la compra de Vin and Spirit, fabricante del vodka Absolut, en 5.700 millones de euros.

Bacardi, de manos privadas, ya posee una participación minoritaria en Patron, la tercera mayor marca de tequila del mundo, mientras que Brown-Forman, la cuarta mayor compañía de bebidas espirituosas, posee las marcas de tequila Herradura y El Jimador.

Fortune está virtualmente descartada por su participación en Sauza.

"Diageo parece ser el postulante más favorecido. Cuervo fortalecería la plataforma de distribución de Diageo para México, que es un mercado de rápido crecimiento para sus marcas de whisky", dijo Trevor Stirling de Bernstein Research.