La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, confirmó en el cargo a Sergio Gabrielli como presidente ejecutivo de la estatal Petróleo Brasileiro, o Petrobras, negando informes publicados en la prensa que señalaban que nombraría en su lugar a Luciano Coutinho, actual presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, o BNDES.

"No hay una posibilidad porque Coutinho es muy bueno en lo que hace y también Gabrielli", dijo la mandataria.

Rousseff hizo los comentarios a la prensa en Brasilia, y la información fue confirmada posteriormente por un vocero de la presidenta.

De acuerdo a una información del diario O Globo publicada este miércoles, la presidenta brasileña estaba considerando cambiar la jefatura de la estatal Petrobras.