El diputado del Partido Nacional Daniel Peña (Alianza Nacional) redactó un proyecto de ley que piensa presentar ante la Cámara de Representantes, por el cual se declara al vino como patrimonio cultural y bebida nacional de Uruguay.

Establece, a la vez, que el segundo sábado de marzo de cada año sea el “Día nacional del vino”, y faculta a varios organismos estatales, entre ellos el Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi) para coordinar planes que fomenten la “protección y difusión nacional e internacional” de la bebida.

Además, propone en el breve articulado que el vino sea declarado como un recurso turístico, para ser promovido por el Estado uruguayo.

En la exposición de motivos del borrador del proyecto, Peña recuerda el peso en la producción nacional que tiene el vino. Menciona que hoy existen 63 bodegas que fabrican vinos de calidad de exportación, en tanto que otras 200 lo hacen para abastecer el mercado interno. Destaca también que 60% de la producción se concentra en Canelones.