Buenos  Aires. Los integrantes de la Comisión de Agricultura de Diputados buscarán consensuar los proyectos de Ley de Semillas y creen que podría tratarse en el recinto este año, pese a las diferencias con las entidades de la Mesa de Enlace.

El presidente de la Comisión, el diputado del Frente Renovador, Gilberto Alegre, dijo a Télam que "hubo diálogos con el ministerio de Agroindustria y la línea de trabajo es consensuar partes del proyecto oficial con el que presentamos a principio de año".

"Es un tema complicado, pero no es imposible llegar a un acuerdo si hay voluntad. Algunos cuestionarán los límites al pago, otros considerarán que no quieren pagar, pero la cuestión de fondo es defender a la industria semillera nacional", destacó Alegre.

"Muchos dicen que Monsanto se beneficia, pero la realidad es que es de las pocas empresas que está cobrando por su tecnología, mientras que hay semilleros nacionales que no ven un peso y son los más comprometidos", dijo Alegre.

"Acá hay que pensar en Bunge, Kleim y Bioceres, y muchas otras empresas que invierten y generan trabajo en el interior", destacó el legislador, que consideró que "con un marco normativo nuevo el sector semillero puede crear más de 100 mil puestos de trabajo en el interior del país".

Por el lado del Ministerio de Agroindustria, que va a presentar ante la Comisión Nacional de Semillas su proyecto de ley la semana que viene y la otra en el Congreso, recordaron que "el ministro Buryaille dijo que íbamos a mandar el proyecto el día que anunciamos el acuerdo con Monsanto".

"No vamos a mandar el proyecto para que quede muerto en la comisión. Estamos convencidos de que tenemos que trabajar en este tema y vamos a poner todo lo que haya que poner para que salga", confiaron a Télam desde la cartera agroindustrial.

"Con diálogo, trabajando sobre todas las propuestas que haya, confiamos en poder tener una ley antes de fin de año", dijeron.

El actual marco normativo del sector semillero data de la década del setenta, y fue muy cuestionado tanto por las empresas como por las asociaciones de productores en los últimos años.

El diputado del PRO y productor agropecuario Pablo Torello coincidió con la visión de Alegre y de Agrodindustria al afirmar que "si bien cada uno va a trabajar sobre su proyecto al principio, la idea es que nos juntemos y con eso tratemos de unificar para pensar uno sólo y sacarlo".

"La idea es apostar a desarrollar una industria semillera que genere valor agregado y tecnología", destacó Torello.

Pese a la postura de los integrantes de la Comisión y el Gobierno, las entidades rurales no coinciden con varios puntos de las propuestas que circulan.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) consideraron que "deberíamos conocer antes el proyecto oficial porque los productores somos los principales interesados".

"Hay algunas cosas que no cierran, pero vamos a verlas cuando tengamos el texto en la mano"; dijeron a Télam.

Inclusive, desde la Federación Agraria vienen trabajando en un proyecto propio para llevar al Congreso y adelantaron diferencias con el proyecto de Alegre.

"Queremos ver el de Agroindustria. Preferimos llevar nuestra propia propuesta para defender la postura de los productores", destacaron.