Santiago. La Cámara de Diputados de Chile aprobó el miércoles un proyecto que ajusta la regalía minera, con el que el gobierno busca recaudar unos US$1.000 millones para destinar, en parte, a las labores de reconstrucción del país tras el terremoto de fines de febrero.

El proyecto deberá ser discutido y votado ahora por el Senado, donde el gobierno no tiene mayoría para lograr su aprobación definitiva.

Con 56 votos a favor y 55 en contra se aprobó la iniciativa que revive el plan rechazado en julio por el Legislativo, cuando estaba incluido en un paquete para financiar la reconstrucción tras el devastador terremoto y posterior tsunamis que azotaron el centro y sur del país.

"Vamos a ir al Senado con la misma buena disposición que hemos tenido en todo este tiempo, entendiendo también que aquí hay un sentido de urgencia. Los tiempos se agotan, el país necesita estos recursos", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín tras la votación.

"No da lo mismo si tenemos que recurrir a nuestros ahorros, si tenemos que romper el chanchito de los ahorros fiscales, que si podemos obtener US$1.000 millones adicionales de recursos para la reconstrucción", agregó.

El proyecto elevaría el rango de la tasa de regalías mineras a entre 5% y 9% a partir del 2018, desde un mínimo actual del 4%.

El proyecto compromete un 30% de los recursos, aproximadamente US$300 millones, para entregarlo a las regiones.

Analistas consideran que el mandatario podría ser favorecido en esta ocasión por un aumento en su nivel de aprobación, debido a la actuación gubernamental en el rescate de 33 mineros atrapados en una pequeña mina en el norte del país.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, se mostró satisfecho por la aprobación e hizo votos porque la iniciativa pueda lograr luz verde en la cámara alta. "Ojalá que en el Senado podamos encontrar los consensos", dijo.

Los ingresos por el impuesto específico aumentarían una vez que se establezca en el 2018 un nuevo nivel mínimo para todas las mineras del país.

Sin embargo, el nuevo esquema no se puede imponer a las empresas que tienen invariabilidad tributaria por 12 años, que firmaron en el 2005.

Además de la gigante estatal Codelco, existen multinacionales privadas en el país como BHP Billiton, Anglo American y Xstrata.