Las nuevas tecnologías de información cambiaron para siempre casi todos los aspectos de la vida, principalmente los negocios. Lo que hoy es cotidiano hace pocos años atrás requería un esfuerzo enorme. Son precisamente estas herramientas, las nuevas formas de utilizarlas y sus alcances, los que permiten a ciertas empresas crecer aceleradamente, muchas veces fuera de sus fronteras. Es el caso de AJE Group, compañía peruana de bebidas, que ya cuenta con presencia en 23 países, de 3 continentes.

En la antesala del V Foro Multilatinas, encuentro organizado por AméricaEconomía Conferencias, Jorge López-Dóriga, director de Comunicaciones y Sostenibilidad, del grupo peruano habló con AméricaEconomía.com y comentó las claves del proceso de internacionalización de la compañía que empezó su proceso de expansión cuando el mundo estaba en recesión, en 2008.

López-Doriga será unos de los ponentes en el panel “El salto a la globalización” donde compartirá con destacados líderes multilatinos y globales como Rodrigo Guzmán (Chief Financial Officer, Mexichem, México), Gonzalo García (Vicepresidente, Global Sales, Grupo TMF, Estados Unidos), Blanca Bustamante (Directora, Comunicaciones Corporativas, Concha y Toro, Chile) y Luis Miguel González (Director General Editorial, El Economista, México).

-¿Cuáles serían las principales recomendaciones que entregarían para el proceso de internacionalización de una compañía de la región?

-En tan solo 27 años, AJE ha conseguido operar en más de 23 países de tres continentes: Latinoamérica, Asia y África.
Para internacionalizarse, y llegar a ese punto, primero hay que detectar una clara necesidad de consumo en los mercados a los que se desea acercarse. AJE decidió internacionalizarse porque detectó una clara necesidad de consumo en mercados emergentes y, tras analizar sus particularidades, el perfil de sus consumidores, necesidades y expectativas, tomó la decisión de plantearse esta gran meta, desarrollando productos que pudieran cubrir la demanda de aquellos públicos no tan atractivos para las grandes compañías.

El crecimiento de nuestro modelo de negocio está basado en relaciones y redes de distribución que hacen crecer a las compañías y comunidades colaboradoras, transformando las oportunidades en empleo y bienestar.

-Dada la coyuntura económica internacional, ¿es un buen momento para una empresa latinoamericana iniciar o potenciar un proceso de internacionalización?

-Como multinacional en continua evolución que somos, estudiamos constantemente la situación de los mercados en los que operamos, buscando su consolidación. Las empresas tienen que estudiar la situación de aquellos mercados con posibilidades de desarrollo, para atender a una estrategia global de crecimiento. Y eso es lo que hacemos desde AJE.

[[wysiwyg_imageupload:6165:]]

Un diferencial de AJE es ver oportunidades donde otros ven retos. Por ejemplo, en 2008 cuando el mundo entro en recesión, empezamos nuestro proyecto de expansión que nos llevó a abrir cuatro operaciones nuevas, India, Vietnam, Indonesia y Brasil en el 2010. Pero no solo AJE, las empresas latinas en general están acostumbradas a manejarse en países y economías inestables. Esto puede ser una ventaja competitiva para acceder a los mercados emergentes.

-Ustedes cuentan con operaciones en distintos y disímiles mercados, como Tailandia o Indonesia junto a Brasil o México, ¿cómo se hace para destacar en mercados tan diferentes?

-Aunque parezcan distintos, también tienen cosas en común. Son todos mercados emergentes, con climas cálidos con un canal tradicional muy arraigado, y consumidores que les gusta socializar y vivir mucho en la calle.

Además, el desarrollo de AJE siempre ha estado marcado por un modelo de negocio único y diferencial. Siempre hemos mantenido un firme compromiso por la “democratización del consumo” y por facilitarle al consumidor el acceso a productos de alta calidad a un precio justo. En cuanto a la distribución, AJE trabaja con socios estratégicos (miles alrededor del mundo), empresarios locales que distribuyen nuestros productos a nivel local y regional.

Por otro lado, a través de nuestro proceso I+D, identificamos los sabores y gustos locales y elaboramos productos que se adaptan a estos gustos locales.

-En el proceso de la internacionalización de la empresa, ¿lograron abrir sus operaciones en Egipto y Nigeria? ¿Cuáles son sus objetivos en torno a esos mercados? ¿Tienen el objetivo de usarlos como una plataforma regional en África?

-Recientemente, hemos anunciado el inicio de la comercialización de nuestras marcas en Egipto y Nigeria, consolidando así la entrada de AJE en el continente africano. Actualmente y desde 2013, AJE opera también en Isla Reunión con un modelo de franquicia.

[[wysiwyg_imageupload:6166:]]

El continente africano tiene un enorme potencial y se adapta de maravilla al modelo AJE, con lo que estamos muy contentos de poder seguir haciendo historia y servir de modelo en Latinoamérica, demostrando que hoy en día una pequeña compañía Latina puede expandirse con éxito en el mundo.

Con todo, consideramos que África es un mercado muy interesante, teniendo en cuenta que el consumo per cápita de bebidas actualmente es aún reducido, pero se prevé que aumente de manera importante en los próximos años.

-2015 ha sido un año de contracción en el consumo a nivel general en la mayor parte del mundo, ¿cómo calificarían este año para ustedes respecto a 2014? ¿Cómo ven el próximo quinquenio para los planes de la empresa y cuál es el papel de Latinoamérica dentro de ello?

-En la actualidad los mercados de capitales se encuentran afectados por una gran volatilidad, en parte debido a la evolución de las monedas de los mercados emergentes contra el dólar y el posible impacto en las economías. AJE es una multinacional que opera en más de 20 países y es susceptible a este impacto.

Durante 2014, la compañía reestructuró gran parte de sus operaciones y, a día de hoy, sigue reforzando las estructuras de gestión y maximizando la eficiencia en las mismas, con el objetivo de optimizar sus resultados.

Latinoamérica juega un papel muy importante para AJE. Ya contamos con 20 plantas de producción propias repartidas en 10 países, donde la fortaleza de la compañía viene soportada por la fuerte posición de nuestras marcas y nuestro portafolio de productos. Marcas como Cielo, Cifrut y Sporade ya son líderes en Perú y están creciendo en otros países de la región a posiciones de liderazgo. La última gran noticia es el Boob que Volt (nuestro energizante) está experimentando en el Perú. Por otro lado, nuestra marca buque insignia, BIG Cola, se encuentra en el ‘top ten’ de las marcas de bebidas más elegidas en Latinoamérica según el ranking Brand Footprint 2015, siendo la segunda marca por frecuencia de consumo (fuente: Kantar Worldpanel).

-¿Cuáles son las marcas que más interesan potenciar dentro del grupo y por qué?

-En la actualidad, ofrecemos a nuestros consumidores una variedad de marcas y de productos para satisfacer sus necesidades en diferentes momentos del día y de su vida (agua, té, refrescos, bebidas isotónicas, néctares); pero además, nuestro equipo de investigación y desarrollo global trabaja en identificar y generar innovaciones para adaptarse a las preferencias de los consumidores, incluso en el ámbito de productos con menos contenido de azúcar.

AJE sigue apostando con nuevos lanzamientos en aquellos mercados en los que opera, como BIG Fresh, con menor contenido de azúcar y jugo natural, producto que se adapta perfectamente a las exigencias y deseos de los consumidores que buscan una bebida refrescante con sabor natural, con la que AJE ratifica que en el mercado de gaseosas hay oportunidades de seguir creciendo.

-A su juicio, ¿cuáles son los principales atributos que distinguen a las marcas de Aje respecto de su competencia?

-Las marcas AJE se distinguen por tres atributos, su capacidad de incorporar sabores y gustos locales, su gran calidad y sabor y por ultimo su capacidad de inspirar a los consumidores jóvenes de los mercados emergentes, nuestra mensaje de que hoy en día se puede ser joven y Latino y triunfar en el mundo. Como lo ha hecho AJE.

Nuestras marcas inspiran grandes cosas, porque nuestra misión es inspirar a los a trascender de su día a día con una actitud valiente y soñadora.

*Colaboró Rodrigo Castillo, Director Periodístico de Press Latam.