México. La organización civil Observatorio a los Procesos de Comunicación Pública de la Violencia informó este lunes que los medios de comunicación del centro del país redujeron en 50% los espacios dedicados a cubrir la violencia.

La evaluación consideró de diciembre de 2012 (cuando inició el nuevo gobierno) a febrero de 2013, y lo comparó el lapso comprendido de diciembre de 2011 a febrero de 2012.

El análisis del Observatorio se hace en cumplimiento con el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la violencia que signaron los medios hace dos años.

Durante el gobierno del presidente Felipe Calderón se dispararon los hechos de violencia perpetrados por el crimen organizado, por lo que decidió combatirlos frontalmente con el Ejército y las Fuerzas de Seguridad, con saldo de unos 90.000 muertos y miles de heridos y desaparecidos.

De acuerdo con el Observatorio, de diciembre de 2012 a febrero 2013, la palabra "asesinatos" disminuyó su presencia en las portadas de prensa del Distrito Federal en 50%, mientras que las palabras "crimen organizado" y "narcotráfico" se redujeron en portadas 50,2% y 54,6%, respectivamente.

En los noticiarios de televisión abierta el uso de palabras como "crimen organizado" y "narcotráfico" bajó 70,2% y 44,2%, mientras que en la televisión de paga, las mismas palabras dejaron de pronunciarse 65% y 41%.

El informe no reporta cifras de asesinatos, homicidios ni ejecuciones sólo considera las palabras que emplearon los medios.

El Observatorio consignó que la prensa y los medios audiovisuales de los 31 estados del país no han dejado de considerar en sus titulares principales el tema de la violencia relacionada con el crimen organizado.

La disminución de la información relacionada con la violencia y los delitos ocasionados por la delincuencia organizada se vincula con el cambio en la política de comunicación del gobierno, al desaparecer del discurso presidencial, a diferencia del régimen anterior.

También contribuyó la suspensión de la exhibición ante los medios de comunicación de personas detenidas por delitos federales.

Sin embargo, el Observatorio recomendó a los medios mantener la publicación de informaciones relacionadas con la delincuencia organizada, acorde con su impacto social, y a jerarquizar si debe trascender fronteras y darle seguimiento objetivo.

A las fuentes gubernamentales recomendó transparentar su política de comunicación en materia de seguridad y justicia, que permita conocer los hechos en toda su complejidad y adecuada dimensión; a vigilar los derechos humanos y la rendición de cuentas, así como a informar con puntualidad sobre las etapas del proceso penal.

A dos años de la firma del Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia hay resultados positivos en el objetivo de cerrar de manera gradual los espacios a la difusión de los delitos del crimen organizado.