Pekín. El crecimiento de las manufacturas en China se desaceleró en abril, mostró el domingo un sondeo, lo que sugiere que los esfuerzos de ajuste del gobierno han pesado más de lo esperado sobre la segunda mayor economía del mundo.

El índice oficial PMI para China cayó a un 52,9 en abril desde un 53,4 de marzo, muy por debajo de las predicciones del mercado de un aumento de un 54,0.

El sondeo, que es diseñado para entregar una fotografía de las condiciones en el amplio sector de manufacturas de China, estuvo en línea con un PMI separado que es patrocinado por el HSBC y que fue publicado el viernes, el que se ubicó cerca de un mínimo de siete meses en un 51,8 para abril.

Con la inflación en su mayor tasa en casi tres años, China ha adoptado una serie de acciones de política para controlar los precios, elevó las tasas de interés y los requerimientos de reservas de los bancos varias veces, ordenó a los bancos que presten menos y aceleró el ritmo de la apreciación de su moneda.

En el lado positivo de la contabilidad, el PMI oficial mostró que esas medidas han funcionado al menos parcialmente. Un subíndice que mide los precios de los insumos cayeron a 66,2 en abril, un mínimo de siete meses, respecto al 68,3 de marzo.

Pero el sondeo también mostró preocupantes señales para la economía mundial, que se ha vuelto cada vez más dependiente de la demanda de China como una fuente de crecimiento mientras Estados Unidos, Europa y Japón aún luchan por recuperarse de la crisis financiera.

"En general, el PMI muestra que aún existe la posibilidad de que la economía china pueda desacelerarse, especialmente si la baja en el crecimiento de la demanda lleva a ajustes de inventarios, aumentando la posibilidad de que se desacelere el crecimiento económico", dijo Zhang Liqun, un investigador del Gobierno.

El subíndice de nuevas órdenes se debilitó a un mínimo de ocho meses en 53,8 en abril, respecto del 55,2 en marzo. Gran parte de esa caída fue impulsada por el menor crecimiento en las órdenes de exportaciones, cuyo subíndice bajó hasta 51,3 desde 52,5.

"La caída podría mostrar que el crecimiento de las exportaciones seguirá desacelerándose", dijo Zhang en un comentario a nombre de la Federación China de Logísticas y Compras, que elabora el OMI oficial.