Washington. El ritmo de venta de casas usadas en Estados Unidos bajó 0,6% y se ubicó en 4,92 millones de unidades, informó este lunes la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

Las ventas en marzo fueron 10,3% más altas que un año antes, lo cual muestra que continúa la recuperación del negocio inmobiliario cuyo colapso, en 2007, arrastró a la economía de EE.UU. a su recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas.

El precio promedio de la casa usada fue en marzo de US$184.300, esto es, 11,8% por encima de los precios de un año antes.

El inventario de casas usadas a la venta subió 1,6% en marzo y llegó a 1,93 millones de unidades, lo cual equivale a un suministro de 4,7 meses, comparado con uno de 4,6 meses al ritmo de ventas de febrero.