Berlín. La automotriz alemana Volkswagen AG anunció este miércoles que sus utilidades en el primer trimestre de 2013 se contrajeron debido a la baja demanda en el mercado europeo.

En comparación con el mismo periodo del año pasado, sus ganancias antes de quitar los intereses e impuestos en el primer trimestre de este año cayeron en 26% para ubicarse en 2.300 millones de euros (US$3.000 millones).

Las ganancias netas tuvieron una mayor caída, de 38,2%, para llegar a 1.950 millones de euros.

Los ingresos por ventas descendieron 1,6% anualmente a 46.600 millones de euros, afectados negativamente por los decrecientes mercados europeos, informó la compañía con sede en Wolfsburg.

"Como se esperaba, los negocios en el primer trimestre estuvieron dominados por el difícil ambiente económico. Los mercados fueron poco activos, en especial en Europa, y no menos en Alemania", dijo Martin Winterkorn, presidente del Consejo de Administración de Volkswagen.

La compañía indicó que tiene confianza en su desempeño para el resto de este año. Sin embargo, "no es completamente inmune a la competencia intensa y al impacto que esto tiene en los negocios".

Volkswagen espera que sus ingresos por ventas en 2013 superen la cifra del año pasado y su meta para las ganancias de operación será sólo igual al nivel del año anterior, debido a la incertidumbre actual en el ambiente económico.

Esta mañana, otra automotriz alemana, Daimler AG, anunció que sus ganancias netas llegaron a 564 millones de euros, una caída de 60% con respecto al primer trimestre de 2012.

La razón, según la fabricante Mercedes-Benz, fue el desempeño, peor que lo esperado, de muchos mercados, "en especial en Europa Occidental".

Ambas compañías tienen puestas sus esperanzas en otros mercados, como China y Estados Unidos. Gracias al firme crecimiento en China, la entrega de autos de Volkswagen a sus clientes aumentó en el primer trimestre en 4,8% anualmente a 2,3 millones de vehículos.