Un documental que la acusa directa e indirectamente de haber afectado el medio ambiente de Costa Rica y a sus trabajadores, llevó a la empresa estadounidense Dole a enviar un comunicado en que rechaza las denuncias.

El documental realizado por Consumers International (CI) y Guardian Films asegura que la compañía tomdí duras medidas en el país centroamericano en respuesta a un fuerte recorte en los valores de las piñas que exportaba a los supermercados de Reino Unido.

Según el trabajo, Dole rompió relaciones con el productor local de piñas, el grupo Acón, por asuntos sociales y medioambientales. Sin embargo, en el comunicado reproducido en parte por Portal Frutícola, Dole respondió que “la decisión de terminar el acuerdo de aprovisionamiento fue mutua, y basada en consideraciones del mercado general de aprovisionamiento y en la demanda”.

La empresa fue acusada de contaminar las aguas y el suelo en el que trabajaba, lo que la estadounidense rechazó afirmando que “ha estado protegiendo desde hace tiempo y de forma activa” el ambiente, reduciendo el uso de herbicidas, fertilizantes y otros agroquímicos.

Otra denuncia se refiere a las extensas jornadas laborales a las que sometería sus trabajadores, a lo que Dole replicó que “nuestras horas de trabajo no exceden las 48 horas por semana regularmente. Las horas extra no exceden las 12 horas a la semana. Las horas extra son voluntarias”, añadiendo que son fiscalizados regularmente.