La caída que está registrando el precio del dólar ha llevado a dos de las empresas agrícolas transnacionales más importantes del país, Dole y Del Monte, a adoptar fuertes medidas para enfrentar la reducción de sus ingresos, según informó este jueves La Nación.

Standard Fruit Company, filial costarricense de la multinacional Dole, anunció el miércoles que habrá despidos en un taller y patio de contenedores en Limón (al oriente del territorio), aunque su vicepresidente legal, Juan Carlos Rojas, reconoció que podría no ser el único afectado.

Aún no se define cuántas personas perderán su empleo de las 380 que trabajan ahí y que son parte de los cerca de 7.000 empleados que tiene la empresa en el país, desde donde exporta bananos, piñas y melones.

Pero Dole no está sola en la aplicación de recortes. La multinacional Del Monte informó este miércoles que esta temporada no cultivará una finca melonera en Guanacaste (en el Pacífico Norte), y que en la época alta de producción y cosecha -de enero a abril- empleaba a 1.500 personas, según precisó el director legal y de relaciones corporativas de Del Monte para Colombia, Ecuador y Centroamérica, Luis Gómez.

El ejecutivo responsabilizó de esto al “elevadísimo” aumento en los costos de producción gatillado por la caída de la divisa, lo que se suma a una contracción internacional de los precios en el mercado frutero. Por ejemplo, en Europa la banana se cotiza hoy a un valor 40% por debajo de 2009.

Según La Nación, Juan Carlos Rojas también criticó las políticas que se están ejecutando en el país, asegurando que los puertos ineficientes, la mal enfocada concesión de los puertos y otras condiciones competitivas hacen insostenible la operación en Costa Rica sin realizar los ajustes necesarios.