La ceremonia de investidura del 45º presidente estadounidense se llevó a cabo el pasado 20 de enero, y una de las cosas que las personas se han preguntado, viendo que Barack Obama deja la Casa Blanca, es dónde vivirá ahora; otros curiosos también se interrogaron en qué vivienda habitaba Donald Trump antes de ocupar su residencia oficial como jefe de Estado. Así pues, el portal inmobiliario Lamudi ha constatado estas inquietudes y lo siguiente es lo que puede decirnos acerca de los hogares tanto de Obama como de Trump.

Contradiciendo la costumbre común de los ex presidentes norteamericanos que habían acabado de dejar su cargo, Obama no se retirará de Washington D.C., ya que rentará una confortable vivienda en el elegante y costoso barrio de Kalorama, donde muchos embajadores y abogados tienen su residencia.

La decisión de no dejar la capital se puede explicar en razón de cuestiones familiares; especialmente, debido a la menor de sus hijas, Sasha, que todavía se encuentra estudiando en Washington D.C.

El nuevo hogar de cuatro pisos del expresidente, que ocupa alrededor de 761 metros cuadrados, se caracteriza por contar con las siguientes amenidades:

●     9 recámaras

●     8 baños y medio; todos incluyen spa

●     Salón de entretenimiento

●     Vinoteca y bar

●     2 espaciosos estacionamientos

●     Terraza y jardín; ambos de gran tamaño

●     Un patio donde caben 8-10 vehículos

La decoración interior se destaca por su modernidad y la predominancia del color blanco. Fue construida en 1928, pero se procedió a su renovación en 2012. Expertos afirman que este inmueble tiene un valor entre US$5,4 y 6 millones y que la renta por mes llega a losUS$22.000.

Si desea ver fotos del inmueble de Obama, lo puede hacer aquí.

El anterior hogar de Trump

El actual presidente de los Estados Unidos es dueño de múltiples propiedades donde se instala por algún período de tiempo dependiendo de los asuntos, negocios o deseos de descanso que tenga. Sin embargo, el inmueble que considera como su hogar principal está ubicado en el piso 66 de la Trump Tower en la lujosa Quinta Avenida, una de las arterias principales del centro de Manhattan en Nueva York.

El suntuoso penthouse de Trump cuenta con una decoración rococó inspirada en los palacios del monarca francés Luis XIV, así, el mármol de alta calidad y los objetos de oro y de diamantes le conceden al ambiente una sensación de exquisito conforto, a lo cual también contribuye la hermosa vista hacia el emblemático Central Park. El responsable por la decoración y creación del interior fue el célebre diseñador Angelo Donghia.

Este inmueble ocupa nada menos que 2 mil 800 metros cuadrados y, actualmente, está valorado en US$100 millones. A pesar de la fastuosidad de esta propiedad del billonario, ahora Presidente, los Servicios Secretos norteamericanos le han recomendado que, si se encuentra en Nueva York, no se quede en su penthouse porque existirían dificultades en implementar medidas de seguridad apropiadas para el jefe de Estado.

.