Beijing. El fabricante de vehículos chino Dongfeng Automobile y su socio en una empresa mixta Nissan Motors llamarán a revisar 57.648 coches por defectos de software que podrían causar un funcionamiento defectuoso del airbag, de acuerdo con el máximo regulador de calidad de China.

Dongfeng planea llamar a revisión a 25.627 unidades del modelo Infiniti Q50L hechas en China y producidas entre el 16 de octubre de 2014 y el 20 de abril de 2016, así como 11.059 unidades del modelo Infiniti QX50 fabricadas entre el 27 de diciembre de 2014 y el 20 de abril de 2016, informó hoy sábado la Administración Estatal de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena en un comunicado.

Por su parte, Nissan llamará a revisar 12.373 unidades del Infiniti QX60s importadas y producidas entre el 13 de noviembre de 2013 y el 15 de abril de 2016, así como 8.589 del Infiniti Q50s importadas y fabricadas entre el 6 de febrero de 2014 y el 20 de abril de 2016.

El funcionamiento defectuoso del airbag provocado por defectos de software en el sistema de control puede ser peligroso, de acuerdo con el comunicado.

La revisión empezará el 20 de septiembre y las compañías prometieron sustituir las piezas defectuosas gratuitamente.