Las empresas Disagro de Guatemala, S.A. y Tigsa Fertilizantes, S.A. serán las proveedoras del abono que el gobierno repartirá a partir del 22 de este mes, según el portal Guatecompras.com.

La junta calificadora del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonades) adjudicó a Disagro la compra por Q168 millones (US$21,2 millones) de fertilizante, y a Tigsa Q151 millones, para un total de Q319 millones (US$40,3 millones), por 1,5 millones de quintales de fertilizante 15-15-15; 20-20-20 y 20-3-17.

La contratación de servicios de seguridad para resguardo y custodia del producto fue otorgado a Serseco el 27 de marzo, por Q2,9 millones (US$366.714).

Mientras que el muestreo y análisis de fertilizantes para uso agrícola fue adjudicado a Gestión Integral, S.A. por Q900 mil.

Sin adjudicar. El Fonades aún no ha adjudicado la contratación del servicio bancario adonde los beneficiados deberían depositar Q10 por cada saco de fertilizante que reciban.

Para ese servicio se tienen destinados Q8 millones, pero existe la posibilidad de no cobrar el dinero y entregar gratuitamente el abono, y ese monto se usaría para comprar más fertilizante, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga), dependencia a la que pertenece el Fonades.

El abono será repartido a familias en pobreza y pobreza extrema de todo el país.

Para junio de este año se prevé la llegada del fenómeno El Niño débil, que traería una canícula por dos semanas, por lo que el Maga anunció que efectúa la compra de semillas para repartir entre 95 mil familias, principalmente del Corredor Seco que podrían perder sus cultivos.

La primera cosecha de granos básicos se deberá sembrar en mayo próximo.