Beijing. Un acuerdo para crear una asociación estratégica entre China Vanke y Dalian Wanda marcará una nueva era de alianzas entre los promotores inmobiliarios del país.

Los crecientes precios del suelo y costes financieros están restando beneficios a los promotores. Esta alianza ayudará a aumentar su poder en la negociación de precios y a minimizar los riesgos de inversión, informó hoy sábado el periódico China Securities Journal.

La asociación mejorará además la coordinación, permitiéndoles sacar provecho de sus respectivas fuerzas y ayudarse mutuamente para actualizar sus negocios, opinó el artículo.

Las dos empresas señalaron que su cooperación se centrará en la adquisición de suelo y el desarrollo de proyectos conjuntos. Vanke se centrará principalmente en proyectos residenciales y Wanda en los comerciales.

Vanke es el mayor promotor inmobiliario residencial de China, mientras que Wanda es una de las mayores agrupaciones de bienes raíces comerciales.

El rotativo sostiene que la asociación cerrada esta semana por los dos gigantes puede constituir un ejemplo a seguir para otras empresas inmobiliarias en el futuro.

El mercado chino de propiedades comenzó a enfriarse el año pasado tras varios años de grandes ventas y una desaceleración de la inversión.

No obstante, el recorte de los tipos de interés en tres ocasiones desde noviembre por parte del banco central ha contribuido a la baja en el costo de la compra de viviendas y a la recuperación de las ventas. Según la nota, 40 ciudades encuestadas registraron en abril un incremento del 9 por ciento interanual del volumen de ventas de los pisos.

El Buró Nacional de Estadísticas de China tiene previsto publicar el lunes los últimos datos del mercado inmobiliario de 70 ciudades.