Santo Domingo, Xinhua. American Airlines e Iberia, dos importantes compañías aéreas que volaron a la capital de República Dominicana durante más de cuatro décadas, suspendieron este lunes sus rutas regulares a este destino debido a importantes cambios en sus operaciones.

La primera en hacerlo fue la española Iberia, que ya en diciembre del 2012 anunció también la suspensión de sus vuelos a La Habana, Cuba, a partir de este 1 de abril, como parte de un programa de reestructuración que tomó en cuenta la eliminación de sus rutas más deficitarias.

La compañía anunció que en el caso de San Juan, Puerto Rico, vecino de República Dominicana, seguirá ofreciendo vuelos a través de la ciudad norteamericana de Miami.

España es uno de los principales destinos de los inmigrantes dominicanos y la mayor concentración se encuentra en Madrid y Barcelona, según datos oficiales.

En el caso de la aerolínea estadounidense American Airlines, los vuelos regulares que conectaban hasta ahora a Santo Domingo con la ciudad de Nueva York, una de las principales rutas aéreas entre Estados Unidos y República Dominicana, serán suspendidos este martes.

La compañía informó en enero pasado de la cancelación de la ruta que abarcará también a Santiago de los Caballeros, la segunda ciudad más importante del país.

American, que no explicó los motivos de su decisión, anunció que los vuelos a Nueva York se harán a partir del 2 de abril con conexión a la ciudad de Miami, cuatro de los cuales serán operados diariamente a Santo Domingo, tres a Punta Cana (Este), uno a Puerto Plata (Noroeste) y otro a Santiago (Norte).

Dori Robau Álvarez, gerente corporativa de comunicaciones de American Airlines para Centroamérica y el Caribe, dijo a la prensa local que la compañía trabaja en un programa de separación voluntaria y en la transferencia de parte de los empleados a otras posiciones dentro de la empresa.

Robau agregó que el propósito es mitigar un poco el impacto que producirá el despido de cientos de trabajadores en República Dominicana.

La ciudad de Nueva York es desde hace décadas, uno de los principales destinos de los dominicanos en Estados Unidos.

Según datos del censo nacional realizado en 2010, en territorio dominicano viven actualmente 1,4 millones de dominicanos, de los que más de 800.000 están concentrados en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.