Los dueños del destruido Word Trade Center presentaron una demanda por US$2.800 millones contra la dos aerolíneas cuyos aviones destruyeron las torres, en los atentados de 2001.

Un juez de Nueva York admitió la demanda y rechazó los recursos de American Airlines y United Continental, según informó la agencia de noticias DPA.

World Trade Center Properties LLC acusa a las aerolíneas de haber permitido, con su negligencia, los atentados que dejaron casi 3.000 muertos y grandes daños económicos, y las acusan de carencias en los controles de seguridad y de permitir a los 19 islamistas subir a bordo.

Los aviones de los vuelos 11 de American Airlines y 175 de United Airlines fueron los primeros secuestrados y estrellados contra las dos torres gemelas del World Trade Center.

El primero fue estrellado contra la torre Norte a las 8:45 horas y el segundo poco después contra la Sur, provocando que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes.