La eléctrica Endesa dijo este martes que sus ganancias consolidadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización -EBITDA- crecieron un 16 por ciento en los primeros seis meses del año hasta alcanzar los 1.934 millones de euros (US$2.100 millones), gracias a la mejoría en la demanda eléctrica española en un contexto de repunte económico.

La eléctrica controlada por la italiana Enel -que hizo una comparativa proforma con las cuentas del año anterior cuando todavía tenía los negocios de Latinoamérica- añadió que su ganancia neta se situó en 870 millones de euros.

Los siete analistas consultados un sondeo de Reuters apuntaban de media a un EBITDA de 1.778 millones de euros y una ganancia neta de 761 millones de euros en el primer semestre.

Tras estos resultados, el grupo reiteró sus objetivos para el 2015, año en el que espera 3.000 millones de euros de EBITDA y una ganancia neta de 1.000 millones de euros.