Londres. Los problemas económicos en Europa y Estados Unidos podrían retraer las exportaciones de China, dañar su economía, reducir su demanda de cobre y posiblemente incentivar una caída de precios del metal industrial en las próximas semanas, dijeron analistas.

Los temores a una cesación de pagos de la deuda en Grecia y las preocupaciones sobre la salud de la principal economía mundial, Estados Unidos, se combinaron en las últimas semanas para causar profundas pérdidas en muchos mercados, entre ellos el de acciones.

Hasta ahora, el precio del cobre se ha mantenido relativamente sólido por las expectativas de una fuerte demanda de China, que representaría el 40% de la demanda global, proyectada en alrededor de 19 millones de toneladas este año.

"La economía china sigue impulsada por las exportaciones ¿Dónde venderán sus productos? ¿De dónde vendrá la demanda para sus bienes en una recesión?", dijo Ian Morley, presidente de la consultora Wentworth Hall.

"Es como un dibujo animado de Tom y Jerry. Saltan hacia el vacío, de pronto miran de un lado para el otro, se dan cuenta de que no hay nada que los sostiene y caen al piso. En el corto o mediano plazo, la fiesta ha acabado, y nadie lo reconoce", sostuvo.

Los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) muestran a las exportaciones de bienes de China en alrededor de 30% de su producto interno bruto (PIB) este año, en 26,9% en el 2010 y 31,7% en el 2008.

El país intenta dejar de ser una economía liderada por la exportación y pasar a que el crecimiento esté ligado al gasto doméstico, pero hay administradores de fondos que dicen que China está sólo en el comienzo de este ciclo y que la transición duraría años.

Las exportaciones de China se han retraído recientemente a US$173.300 millones en agosto, frente a un nivel sin precedentes de US$175.000 millones alcanzado en julio.

"Esto (el declive de las exportaciones) podría ser el comienzo de una tendencia", dijo un administrador de fondos de cobertura que opera con cobre.

"El escenario al borde del acantilado es muy real; podríamos estar frente a una situación como en el 2008".

Los precios del cobre cayeron por debajo de US$3.000 la tonelada en diciembre del 2008, cuando se hablaba de una depresión como la de la década de 1930.

El riesgo de contagio de Grecia a otros países de la zona euro y la renovada inquietud sobre el crecimiento provocaron esta semana una caída de los precios referenciales del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés).

El miércoles, el cobre bajaba al mínimo en un mes tras una serie de datos económicos malos de Estados Unidos que aumentaron las preocupaciones de que la economía mundial esté dirigiéndose a una nueva recesión.