Santiago.- Economistas coincidieron en que se espera un aumento en la productividad del cobre, en el mediano a largo plazo, para Codelco, luego de la llegada a la presidencia de Octavio Araneda, quien asumirá en septiembre las labores.

El pasado viernes, Nelson Pizarro, quien próximamente dejará la minera, concretó su renuncia a la jefatura de la empresa, después de semanas de incertidumbre sobre el futuro de su cargo.

Con su renuncia, la vacante fue llenada por Octavio Araneda, quien es ingeniero civil en minas y tiene una trayectoria de más de 33 años en la industria minera.

Para Víctor Salas, doctorado en economía de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica y profesor de la Universidad de Santiago de Chile, la producción de cobre aumentará, aunque también indicó que dependerá del resultado de las negociaciones y los cambios de tecnología que se están implementando.

Salas agregó que el principal desafío para el nuevo presidente Araneda es mantener el proceso de puesta en marcha de la mina subterránea Chuquicamata y lograr hacerla productiva, ya que significa incorporación de nueva maquinaria y despido de gente.

Para César Valencia, analista económico de la empresa Alpari, el mayor problema para Araneda será la negociación con los sindicatos, ya que la reducción de costos, hacia la cual Codelco debe apuntar, implica reducción de personal, aunque el cambio, según Valencia, debería ser positivo a mediano y largo plazo.

El coordinador del área de economía del MBA de la Universidad del Desarrollo y analista económico, Pavel Gómez, comentó que la llegada de Octavio Araneda a la presidencia de Codelco ha generado buenas expectativas, indicando que el énfasis estará en incrementar la eficiencia de Codelco

Octavio Araneda ha desarrollado la mayor parte de su carrera en la institución, llegando a ser vicepresidente de Operaciones Centro Sur, y ahora en Septiembre asumirá como presidente ejecutivo de Codelco.