Montevideo. Esta semana ingresó al Parlamento un proyecto de ley del Partido Comunista (PCU), que propone como uno de sus ejes centrales que el precio anual de un alquiler no podrá superar el 4% del valor catastral del inmueble arrendado. La medida pretende que los precios bajen para facilitar el acceso a la vivienda. Distintos expertos coinciden en que de ser aprobado, ese cambio tendría efectos negativos sobre el mercado de arrendamientos.

A modo de ejemplo, si una vivienda tiene un valor de catastro de US$ 120.000, para ser puesta en alquiler el precio tope establecería un máximo de US$ 400 por mes, aproximadamente unos $ 12.000.

Para el economista Ernesto Talvi la iniciativa es un "disparate que daña la credibilidad del país". El experto escribió en su cuenta de Twitter que se trata de "un despropósito del PCU que golpeará a propietarios de hoy, a inquilinos de mañana, y a la inversión inmobiliaria".

En tanto, para el economista y director del Centro de Estudios para el Desarrollo, Hernán Bonilla, si el proyecto se aprueba, en vez de facilitar el acceso a la vivienda lo hará más difícil. Según Bonilla, en el corto plazo la fijación de precios por debajo del equilibrio del mercado ocasionará un exceso de demanda, porque habrá más personas procurando alquilar inmuebles a esos precios que personas ofreciéndolos.

"Los problemas que ocasiona esta regulación son evidentes, habrá familias que no puedan acceder a la vivienda por falta de oferta y otras recurrirán al mercado negro, por fuera de las garantías de la ley", escribió en una columna publicada en El País.

Para Bonilla, en un horizonte más largo la situación será peor. Explicó que al haber un tope y al existir multas para las viviendas vacías eso funcionará como un desincentivo para la construcción de inmuebles, y el exceso de demanda original se seguirá ampliando.

Por su parte, el consultor inmobiliario Julio Villamide consideró que en momentos en donde cae la inversión en vivienda para alquilar, la iniciativa del PCU para regular alquileres "va a contramano de la coyuntura y de la historia".

"Se acerca fin de año. Hagamos una colecta para comprarle al diputado que propone la ley de alquileres el libro de (Robert) Frank, Microeconomía", escribió en Twitter el economista Máximo Rossi, investigador del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales y profesor de Microeconomía en la maestría en Economía Internacional de esa casa de estudio. "Si no logramos el dinero le podemos fotocopiar el cap 2: la oferta y la demanda", concluyó.