Un año y siete meses después de que la junta directiva de la estatal petrolera Ecopetrol aprobara la venta de hasta el 100% de la participación que tiene en la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), el Gobierno dio a conocer ayer un decreto en el que fijó las reglas para enajenar en dos etapas 631.098.000 acciones a un precio establecido de $1.740 (US$0,79) cada una, valor superior al actual de mercado (al cierre de esta edición el título se cotizaba en $1.660 o US$0,75).

Según explica un aparte del decreto 2305 de 2014, los títulos que serán ofertados por Ecopetrol —y que están bajo la custodia del Depósito Centralizado de Valores de Colombia (Deceval)— equivalen al 6,87% de la Empresa de Energía de Bogotá.

El pasado 2 de septiembre, esta enajenación recibió un concepto favorable del Consejo de Ministros. En ese momento —cuando la participación de Ecopetrol en la EEB tenía un valor aproximado a $1,1 billones (US$502 millones)—, la estatal informó que los recursos provenientes de la venta de 631 millones de acciones se emplearían en financiar sus planes de inversión durante el próximo año. Dentro de estos, una parte estaría destinada al fortalecimiento de las actividades de exploración y producción.

“Estas enajenaciones suelen hacerse por debajo del precio de mercado de la acción. Pero en este caso se ve que lo están haciendo por encima de la cotización. Hay fundamentos para realizarlo de esa forma”, comentó Juan David Ballén, analista de la firma Casa de Bolsa, quien ve que la Empresa de Energía de Bogotá tiene fundamentales sólidos y una buena rentabilidad. “El valor objetivo de la acción es de $1.970 (US$0,89)”.

La primera etapa de la enajenación, explica el decreto, estará enfocada en destinatarios con condiciones especiales, como trabajadores, pensionados y exempleados de la EEB, asociaciones de extrabajadores de la empresa, sindicatos, federaciones y confederaciones de sindicatos, fondos de empleados, fondos mutuos de inversión, fondos de pensiones y cesantías, cooperativas y cajas de compensación familiar.

Dentro de las condiciones especiales de la primera etapa resalta la normativa, la oferta pública no será menor a dos meses y el precio de $1.740 (US$0,79)se mantendrá fijo “siempre y cuando no se presenten interrupciones”. Además, el documento señala que “la ejecución del programa de enajenación podrá iniciarse siempre y cuando una o varias instituciones financieras establezcan líneas de crédito para financiar la adquisición de las acciones”.

Para la segunda etapa, el decreto explica que se ofrecerán al público “las acciones remanentes” que no compren quienes estén cobijados por las condiciones especiales de la fase 1. Lo anterior permitirá que los títulos sean ofrecidos en el mercado local y en el internacional.

Además, el gobierno estipuló en el decreto que el valor mínimo de la acción para la segunda ronda no puede bajar de los $1.740. “La segunda etapa se entenderá agotada en la fecha que ocurra primero entre el momento en que se produzca el registro de las acciones en el libro de accionistas de la EEB a favor de quien resulte adjudicatario y el 31 de diciembre de 2016”, sostiene la normativa.

Cristian Hernández, analista de renta variable de la firma Alianza Valores, ve como favorable para la Empresa de Energía de Bogotá el hecho de que Ecopetrol anunciara un precio de venta mayor para las acciones. “Esto será positivo para Ecopetrol y le permitirá concentrarse en exploración y producción. Tenemos un precio objetivo por encima del actual y tiene sentido comprar”.

Por lo pronto, entre los analistas del mercado ya se habla de que la EEB saldría a recomprar las acciones que Ecopetrol puso a la venta. “El valor de EEB mejoraría con una recompra de títulos y ha dicho estar interesada”, manifestó Hernández. Sin embargo, la Empresa de Energía de Bogotá no ha manifestado hasta ahora su posición al respecto.

Además de la puesta en venta de este activo no estratégico de Ecopetrol, queda pendiente la enajenación del 5,32% que tiene la estatal petrolera en la compañía transportadora de energía ISA. Ese porcentaje equivale a 58,92 millones de acciones.

Y aunque esa venta ya fue aprobada por la junta directiva de Ecopetrol en agosto pasado, aún no se ha definido una fecha para realizarla.