Bogotá. Con la presencia del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, Ecopetrol inauguró la planta de hidrotratamiento (HDT), localizada en la Refinería de Barrancabermeja, la cual marcará una nueva era en la producción de combustibles limpios en Colombia.

Dice el informe de prensa de Ecopetrol que en la construcción de la planta, una de las más modernas de Latinoamérica y realizada por consorcios conformados en su mayoría por empresas colombianas, se invirtieron 21 millones de horas/hombre trabajadas y se generaron 8.800 empleos entre 2007 y 2010, de los cuales el 58% correspondió a personal del área de Barrancabermeja.

La entrada en operación de HDT, en la que se realizó una inversión de US$1.023 millones, permite que de ahora en adelante se produzcan directamente en la refinería de Ecopetrol la gasolina y el diésel que requieren los colombianos en las mejores calidades internacionales y cumpliendo los niveles máximos exigidos por la Ley.

Es decir 300 ppm (partículas por millón) para la gasolina y 50 ppm para el diésel de los sistemas de transporte masivo de todo el país y de las ciudades Bogotá y Medellín, y 500 ppm para el diésel del resto del territorio nacional. Para el 31 de diciembre de 2012, todo el país contará con diésel de 50 ppm de azufre, destaca el informe de prensa.

A partir de la fecha, Colombia disminuirá su dependencia de las importaciones de diesel de menos de 50 ppm de azufre que estaba realizando Ecopetrol.

La puesta en funcionamiento de HDT traerá grandes beneficios ambientales para todo el territorio nacional, ya que provocará una importante reducción de las emisiones de azufre a la atmósfera.

Se calcula que el azufre removido en la gasolina y en el diésel alcanzará las 47,2 toneladas métricas al día en promedio, lo que significa que el proyecto en su totalidad reducirá emisiones en cerca de 98,9%, precisa el comunicado de prensa de Ecopetrol.