Lima. Un consorcio formado por la colombiana Ecopetrol y la española Repsol-YPF ganó la concesión de cuatro lotes de hidrocarburos en la selva peruana, en una licitación que atraería una inversión de al menos US$700 millones al país andino, dijo la estatal Perúpetro.

Ecopetrol y Repsol-YPF obtuvieron permiso para explorar y explotar los lotes ubicados en las cuentas del Huallaga y de Ucayali, en el centro del país, tras ofrecer regalías de entre un 15,5% y un 19%, informó Perúpetro, que estuvo a cargo de la licitación.

Asimismo, Ecopetrol ganó por su cuenta la concesión del lote 179 de la cuenca del Marañón, en la selva norte de Perú, luego de proponer una regalía del 15,5%, agregó la empresa en una conferencia de prensa.

Por otro lado, la filial local de la china Sinochem -Emerald Energy Perú- obtuvo la concesión de cinco lotes en el centro y norte peruano después de ofrecer regalías de entre un 27% y un 33%.

Perúpetro otorgó en concesión un total de 14 lotes de hidrocarburos, con lo que su presidente, Daniel Saba, estimó que la nación sudamericana recibiría una inversión de al menos US$700 millones.

"Este ha sido es el más exitoso de los procesos que ha realizado Perupetro y hemos logrado un récord que nunca antes se había producido en la historia de la contratación petrolera del país", explicó Saba.

"Perú ha acumulado un récord de 101 contratos elevando la regalía mínima promedio al 26%", agregó. La regalía mínima pedida por el gobierno había sido del 15%, señaló.

Perú, que busca convertirse en exportador neto de energía, viene impulsando las inversiones en el sector de hidrocarburos en la selva del país, rica en recursos naturales y donde se cree que tiene enormes y mayormente inexploradas reservas de petróleo y gas natural.

Entre otras empresas, la argentina Tecpetrol se adjudicó el lote 174 de la cuenca de Ucayali, en el este del país, mientras que la empresa irlandesa Hydrocarbon Exploration Plc ganó dos lotes, el 183 y 188, también en la selva central del país.

Once lotes desiertos. En el sur del país, el consorcio Camisea -liderado por la argentina Pluspetrol- explota el rico yacimiento Camisea, mientras que en un lote cercano, la brasileña Petrobras anunció recientemente el hallazgo de 1,7 billones de pies cúbicos (TCF) de gas natural.
De otro lado, Saba explicó que 11 lotes fueron declarados desiertos, los cuales "quedarían para concesión directa porque ya pasaron la prueba del mercado".

El gobierno suspendió el año pasado las concesiones tras un escándalo de corrupción a fines del 2008 luego de difundirse audios referidos a presuntos sobornos que una firma noruega habría pagado para adjudicarse lotes petroleros.

El escándalo generó ese año la renuncia del gabinete del presidente Alan García y la suspensión de los contratos de cinco lotes ganados por Discover Petroleum de Noruega.

"Esos lotes fueron suspendidos por decretos supremos, y solo otro decreto supremo podría liberarlos, por eso siguen suspendidos", afirmó Saba.

La nación andina produce actualmente unos 150.000 barriles por día de crudo y líquidos del gas, según cifras oficiales, y espera incrementar su bombeo a entre 400.000 y 500.000 barriles diarios en unos cinco años.