Quito. Preocupación ha generado en los arroceros ecuatorianos y a la cancillería de Ecuador los problemas que ocasiona el excedente de arroz en el mercado, los bajos precios de la saca de 200 libras en el campo y los retrasos en las negociaciones para volver a exportar la gramínea a Colombia.

El problema se incrementa cuando los agricultores se preparan para las cosechas de invierno que tendrá un excedente de 200 mil toneladas y no saben dónde comercializarlo, según consigna El Comercio.

El canciller Ricardo Patiño, manifestó que las negociaciones con Colombia avanzan y se espera que en dos meses se concreten las exportaciones de 150 mil toneladas.

“En la reunión con el viceministro de Colombia se avanzó en algunos acuerdos pero todavía faltan fechas y cantidades. Hay un primer tramo que puede ser una venta de 40 mil toneladas peor hay que negociar que sea pilado y no en cáscara”, indicó Patiño.

Sin embargo, los arroceros proponen la urgencia de exportar el arroz a Colombia antes de abril para que no se queden los excedentes y causen una caída de precios del arroz en el mercado interno.

Patiño mencionó que el objetivo es lograr los acuerdos con Colombia en abril para que los excedentes de invierno se vendan.

Eduardo Bejarano, gerente de la Unidad Nacional de Almacenamiento de Ecuador, admitió que las bodegas están llenas y que no hay capacidad de compra debido a que no tienen liquidez. “Con US$25 millones se compra, pero mientras no se venda no se hay liquidez para seguir”.