Reiterando que los nuevos impuestos tributarios a la banca son para redistribuir la riqueza hacia los más pobres, el presidente Rafael Correa reiteró ayer en su enlace sabatino que el Bono de Desarrollo Humano desde enero del próximo año “será una realidad”.

A pesar de que el proyecto de Ley de Redistribución del Gasto Social aún no se debate en la Asamblea Nacional, este sábado presentó el desglose de los US$304 millones que necesita para subir el bono: el 46% dará el Estado y el 54%, la banca.

En cifras: US$122 millones los conseguirá de las reformas legales a la banca, US$42 millones de medidas administrativas que adopte la Junta Bancaria para la banca y US$140 millones que saldrán del presupuesto general del Estado con una reprogramación fiscal.

“Los que están ganando demasiado darán a los más pobres del país”, reiteró el mandatario en su enlace que lo dio desde el Tena (Napo) y analizó uno a uno los cinco impuestos que busca poner a las entidades financieras.

Sobre el impuesto a los activos en el exterior, el mandatario criticó que los banqueros inviertan “la plata de todos fuera del país”. Por ello, dijo que no se justifica que este impuesto del 0,084% “sea tan bajo”. Ahora se incrementará a 0,25% y generará US$48,5 millones.

Sobre el impuesto a los activos de subsidiarias en el exterior, explicó que se lo incrementará al 0,35% para conseguir US$38,7 millones anuales.

En cuanto al cobro del IVA por servicios financieros, señaló que no se explica por qué están exonerados. Y puso un ejemplo, de si un cliente retira 50 centavos de un cajero, el IVA de esos 50 centavos lo pagará el banco y no el cliente.

Y siguió con la propuesta de eliminación del beneficio por reinversión en crédito. En este punto indicó que el exonerar el 10% del Impuesto a la Renta en la reinversión “es una concesión indebida para el sistema financiero. “Ahora van a tener que pagar completo sobre el total de las utilidades que nos darán US$18,3 millones”.

Sobre el último impuesto tributario para cambiar el cálculo del anticipo mínimo, dijo que “esta medida nos dará el próximo año US$8 millones”.

Y resumió que en el 2013 los impuestos tributarios sumarán US$122 millones, en el 2014 serán US$127 millones y en el 2015 cerca de US$137 millones.

Por las medidas administrativas que tomará la Junta Bancaria y la Superintendencia de Bancos se lograrán más de  US$42 millones anuales.

En este punto dijo que “damos capacidad a la Superintendencia de Bancos para regular el sueldo de los banqueros”, porque hay ejecutivos que ganan US$900.000 anuales y citó a Abelardo Pachano, presidente de Produbanco.

Pero les advirtió: “Les pondré los nombres la próxima semana si empiezan a hacer bulla”.