Quito. Ecuador quiere que el 25% de ingreso bruto del sector petrolero del país vaya al Estado, según una propuesta de ley del gobierno destinada a aumentar lo que recibe por los recursos naturales.

El proyecto, enviado al Congreso el viernes por la noche, está marcado como urgente, lo que significa que debe ser tramitado en un mes o automáticamente se convierte en ley.

El miembro más pequeño de la OPEP, Ecuador, ha estado tratando de renegociar sus contratos con petroleras privadas durante dos años, en un intento de aumentar el control estatal sobre el sector del petróleo.

El estado se reservará 25% del ingreso bruto, de acuerdo al texto de la medida.

Las compañías que no firmen contratos que se ajusten a la nueva ley serán compensadas por las inversiones que ya han hecho en el país y se tomará el control de sus operaciones, advirtió el presidente, Rafael Correa.

La petrolera española Repsol-YPF, la brasileña Petrobras, el consorcio chino Andes Petroleum y la italiana Eni están entre los mayores inversores en el país andino.

Ecuador, que ejerce la presidencia rotativa de la OPEP este año, produce 470.000 barriles de petróleo por día, 44% del cual es bombeado por compañías privadas.