La Asamblea de Ecuador comenzó a debatir este viernes una reforma para elevar la carga tributaria sobre los bancos, un plan con el que el mandatario Rafael Correa busca captar unos US$200 millones para financiar una ampliación de planes sociales a cuatro meses de las elecciones presidenciales.

Correa, quien podría buscar su reelección en los comicios de febrero de 2013, impulsa la iniciativa con el argumento de que se deben socializar las "gigantescas" utilidades de los bancos, despertando críticas del sector, que cree podría comprometer su estabilidad.

"Se debe exigir a quienes tengan una mayor capacidad económica que soporten una mayor carga tributaria", dijo el Gobierno en el proyecto de ley remitido a última hora de este jueves a la Asamblea Nacional para su aprobación en un plazo de 30 días.

El popular presidente busca recursos para financiar el aumento de un subsidio estatal que entrega directamente a casi dos millones de ecuatorianos de los estratos de mayor pobreza.

Su plan es elevar esa ayuda de US$35 a US$50 mensuales a partir del próximo año, para lo que requiere unos US$320 millones, según cifras oficiales.

El mandatario ha triplicado la inversión social en los cinco años de su gestión, lo que ha elevado su nivel de aceptación entre el sector más postergado de la población.

Más impuestos. El proyecto propone un impuesto de 3% anual a los "ingresos gravables" de las instituciones financieras privadas y emisoras de tarjetas de crédito, con lo cual se estaría afectando directamente a la utilidad de los bancos, según analistas.

El Gobierno asegura que los bancos privados obtuvieron utilidades de unos US$601 millones en  2011, un alza de 36% frente a las que reportaron el año previo.

"Están rompiendo récords históricos de utilidades. Nunca han estado tan prósperos. Por primera vez vamos a socializar la ganancia de los bancos, esa es la revolución", sostuvo Correa en una entrevista grabada difundida la noche de este viernes por la televisión estatal venezolana.

"La banca ha estado sometida a un acoso sistemático por parte del Gobierno y a pesar de ello ha podido mantener estándares muy elevados de seguridad, de liquidez y de rentabilidad", dijo a Reuters Abelardo Pachano, gerente de Produbanco, uno de los más grandes del país.

Banco Pichincha, Banco Guayaquil, Banco del Pacífico y Produbanco lideran el sistema financiero local en la medición por activos, según datos oficiales.

Correa también plantea eliminar un beneficio que tienen empresas de sectores clave de la economía para reducir la tarifa del Impuesto a la Renta. De aprobarse la reforma, los bancos deberán pagar 25% en vez del 15% que pagan ahora.

Además, plantea un aumento en la tarifa del impuesto a los activos en el exterior de los bancos del actual 0,25 al 0,35% mensual.

En los cambios también se incluyen un impuesto a los activos de subsidiarias en el exterior, el cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) por servicios financieros, eliminación de beneficios por reinversión en créditos, entre otros.

"Con esta decisión hay un serio interrogante sobre la posibilidad de continuar sosteniéndolos (...) La banca está profundamente preocupada por las implicaciones de esta ley", concluyó Pachano.

Correa insistió en que el alza del bono la van a pagar "los propios bancos, quitándoles determinados privilegios tributarios y con eso castigando utilidades", detalló.

"Están amenazando con quiebras, con corridas, que se van a ir del país (...) que les vaya bonito", finalizó.