Por segundo año consecutivo, la venta de cemento gris registró un repunte. La comercialización de este material producido por la industria ecuatoriana creció 5,6% en el 2012.

Al finalizar ese periodo, el consumo alcanzó 6.025.351 toneladas métricas, es decir, 319.422,4 toneladas adicionales a las requeridas en el año previo, según datos del Instituto Ecuatoriano del Cemento y del Hormigón (Inecyc), que reúne a las principales plantas cementeras.

Esta es la primera ocasión que la industria sobrepasa los seis millones de toneladas métricas, pues en los tres últimos años el consumo de este material se había ubicado entre 5,31 millones (2009), 5,28 millones (2010) y 5,70 millones (2011).

Julio Córdova, director ejecutivo del Inecyc, indicó que el crecimiento está ligado a la obra pública en carreteras, hidroeléctricas y al hecho de que “la construcción informal se ha mantenido en términos razonables”.

Con 15,52 millones de habitantes estimados durante el 2012, el consumo per cápita se situó en 388 kg por habitante. Un año atrás, este indicador se ubicó en 386 kg por habitante.

2392
El sector constructor coincide en que la obra pública es un factor que influyó en el aumento de la demanda de cemento, en especial porque las vías de hormigón rígido demandan una cantidad importante de esta materia, según José Centeno, presidente de la Cámara de la Construcción de Guayaquil.

Otro porcentaje importante de cemento lo demanda el sector privado, ya sea por la construcción de proyectos inmobiliarios (viviendas) o edificaciones de proyectos grandes.

Centeno explicó que el aumento del consumo ha llevado a compañías como Holcim a ampliar su capacidad de producción para atender la demanda de cemento.

Como parte de su plan de inversiones, Holcim inició ya la segunda fase de modernización de su planta de cemento Guayaquil. La inversión total se estima en alrededor de US$300 millones y se prevé que la obra esté concluida a fines del 2015.

“Esta inversión permitirá balancear la producción local, para así reducir la dependencia de materias primas importadas, generando así aún mayor valor agregado dentro del país”, refirió la multinacional.

Por su lado, Córdova estimó que la tendencia creciente en el consumo de cemento se mantendría en este 2013 por el desarrollo de los proyectos hidroeléctricos públicos como Coca Codo Sinclair, Sopladora y Toachi Pilatón y, por otro lado, la obra urbana en las principales ciudades del país.