Guayaquil. El Ecuador comprará 10 millones de dosis para vacunar el ganado contra la fiebre aftosa, en las dos fases previstas para este año.

La convocatoria a licitación se prevé que esté lista en el portal de compras públicas el próximo viernes, informó el director de la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad), Luis Valverde.

La primera fase de vacunación está programada para el mes de mayo y la segunda en noviembre. El año pasado fueron vacunadas alrededor de 4,5 millones de cabezas de ganado a nivel nacional, y la meta en el 2012 es incrementar dicho número.

En Ecuador hay 5.194.725 cabezas de ganado vacuno, según la Encuesta de Superficie y Producción Agropecuaria Continua (Espac) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) realizada en 2009.

La entidad tiene un presupuesto de US$12 millones para este año y los usuarios tendrán que pagar US$0,30 por cada dosis de vacuna. Dicho valor se mantiene y no sufrirá incremento.

“El proceso va a permitir que todas las compañías  que proveen vacuna a nivel regional, dígase Colombia, Brasil, Uruguay, Argentina, estén en posibilidad de ofrecer lo que vamos a comprar”, explicó el funcionario.

A la fecha, mientras la nueva ley de Fiebre Aftosa es aprobada en la Asamblea Nacional en segundo debate, la entidad trabaja en contactar a todos los gremios ganaderos para trabajar de forma conjunta en la lucha contra este mal.

Además, precisó que la intención es que los  operadores de vacunación sean los propios ganaderos, sin embargo, previamente deben certificarse legalmente como un Comité Local y poder demostrar que tienen el control sobre la cadena de frío de las vacunas.

Otro proyecto es el control de la movilidad para evitar que reses enfermas puedan salir de un lugar a otro y propagar cualquier enfermedad.

Los Comités Veterinarios Locales serán los encargados de efectuar dicho control, a través de los  técnicos del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap).

El director de Agrocalidad, Luis Valverde, detalló que la actual guía de movilización cambia de concepto, a una guía “sanitaría” de movilización, sin ese documento, ninguna res podrá ser trasladada de un lugar a otro.