Quito. El alcalde del cantón El Pangui, Luis Portilla, afirmó este lunes su confianza frente a las negociaciones realizadas entre el Estado y la empresa minera Ecuacorriente, que operará el proyecto cuprífero Mirador.

Este lunes se efectúa la firma del contrato con la empresa china, el primero de gran escala con el Estado que busca la explotación de al menos 60 mil toneladas de mineral por día, según explicó el ministro de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pastor.

Para Luis Portilla, la mina nace con el augurio de una mayor distribución de recursos. Su cantón está dentro de la zona de influencia del proyecto Mirador,  en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe,  y tiene unos 8.000 habitantes que se dedican a la producción agrícola de cacao, entre otros productos, y en menor medida, a la minería artesanal.

“Es una bendición que tengamos este mineral en nuestro cantón; estaremos vigilantes de que se cumpla con la ley y que los recursos se queden en nuestro cantón. Estamos vigilantes que Ecuador estratégico trabaje bien y se comiencen a hacer los trabajos”, detalló.

El burgomaestre pidió a la ciudadanía que se una, dado que "tenemos que prepararnos para ser los proveedores de la empresa. La mano de obra debe unirse para tener este trabajo. Confiamos en la negociación y que las ganancias que salgan de este proyecto se queden en el país”, concluyó.

Actualmente, se estima que la producción deberá comenzar a fines de 2013 y que alcanzará su tope de producción en 2015; además empleará a unos 3.100 trabajadores.

El Estado aspira a obtener US$4.458 millones de ganancias en valor corriente y el contrato tendrá vigencia por 25 años.