Quito. Ecuador construirá el primer aeropuerto ecológico del mundo en la Isla de Belta, ubicada en el Archipiélago de Galápagos, el cual requerirá una inversión de US$20,5 millones y estará concluido en 2011.

El subsecretario de aeronáutica civil ecuatoriano, Guillermo Bernal, explicó que el terminal aéreo funcionará principalmente con energía solar y eólica, para no afectar el medio ambiente, indicó TeleSur.

Bernal explicó que la construcción del aeropuerto contempla tres fases: "la edificación de la terminal aeroportuaria, la plataforma que va a crecer el doble de su actual espacio y, posteriormente, la pista que será de cemento".

Se iniciará la construcción una vez que concluya el estudio de suficiencia ambiental y tenencia de tierras.

En la obra se utilizarán materiales que pueden considerarse como ecológicos, porque son "básicamente favorables a la conservación del medio ambiente".

El techo será de material refractario para refrescar naturalmente el interior, las paredes tendrán elementos y pinturas que puedan mantenerse bajo poca iluminación y el agua será reciclada.

Las estructuras de la terminal se ensamblarán en Ecuador continental, para luego ser trasladadas hasta Baltra.

Se planifica que el terminal abarque un área de nueve mil metros cuadrados, y será sólo de una planta.

La pista continuará siendo la que opera actualmente, pero será remozada y luego de tres años será reconstruida en su totalidad.