Quito. Las consultoras CFE-Pypsa, de México, y CVA-ICA, de Ecuador, se encargarán de fiscalizar la construcción de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, de 1.500 megavatios (MW), obra que construirá la empresa china Sinohydro. El contrato se firmó este martes.

El documento que suscribió la empresa pública Coca Codo Sinclair, propietaria de la obra, es de consultoría para el gerenciamiento y fiscalización del contrato para el desarrollo de ingeniería, el provisionamiento de equipos y materiales, la construcción de obras civiles, el montaje de equipos y la puesta en marcha de ese proyecto hidroeléctrico.

La empresa pública supervisará la ejecución de ese contrato, así como al administrador nombrado por esa empresa.

“El acto tiene una importancia especial dado que la empresa hidroeléctrica delega a esos consorcios la responsabilidad de vigilar la calidad, los pagos solicitados y el cumplimiento de los plazos por parte de la constructora china”, argumentó la empresa pública a través de un comunicado de prensa.

La hidroeléctrica Coca Codo es uno de los proyectos estrella del gobierno ecuatoriano, que se prevé construir con un préstamo; y fue una de las principales ofertas presentadas en España esta semana en Carbón Expo, la mayor feria sobre el clima y la financiación del carbono.