Quito. Ecuador retomó la administración de la plataforma de gas natural explotada por la firma Noble Energy después de un acuerdo que estableció el pago de US$74 millones para compensa las labores realizadas por la firma estadounidense.

La plataforma era explotada a través de la filial Energy Development Company (EDC) para generar energía eléctrica.

Con el acuerdo, la administración estará bajo el control de Petroecuador y de la Corporación Eléctrica de Ecuador (Celec).

Las fuentes de estado dijeron que con el cambio la producción permitirá un ahorro estatal superior a los US$500 millones anuales, ya que se dejará de importar diesel y gas licuado de petróleo.

“Estamos recuperando lo que es nuestro. Por contratos mal diseñados, pasó muchos años en poder de una empresa extranjera sin aumento de producción”, dijo el presidente Rafael Correa, consignó Agencia Andes.

El gobierno planea recaudar dinero a través de los nuevos contratos petroleros que pasarán a ser de "prestación de servicios".

El estado elevará la renta del 65% actual al 90%, y el gobierno les pagará una tarifa fija por barril.

Entre las firmas extranjeras que aceptaron la normativa están la española-argentina Repsol-YPF, la italiana Eni Agip Oil, la chilena Enap y las chinas Andes Petroleum y Petroriental.

Al contrario, la brasileña Petrobras, la surcoreana Canada Grande, la china CNPC Amazon, la estadounidense Bellweather, el consorcio colombo-ecuatoriano Gran Colombia y el ecuatoriano-venezolano Consorcio Petrolero Amazónico, no aceptaron las nuevas imposiciones contractuales.