Quito, EFE. El gobierno de Ecuador negó este lunes que la petrolera estadounidense Chevron haya entrado en contacto con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, o con el canciller, Ricardo Patiño, para tratar la disputa legal entre ambas partes, como había dicho la empresa.

"Ningún funcionario de esta empresa, que impulsa una campaña irresponsable contra el Estado y pueblo ecuatorianos, ha tomado contacto con el Presidente de la República o con el Ministro de Relaciones Exteriores", dijo la cancillería en un comunicado.

El presidente de la petrolera para África-Latinoamérica, Alí Moshiri, dijo que la compañía había contactado a Correa y a Patiño, para "tener una discusión directa con Quito", en una entrevista publicada el domingo por el diario venezolano El Universal.

El directivo también indicó que Chevron está dispuesta a que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) o la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) medien en el caso.

La cancillería ecuatoriana aseveró este lunes, en cambio, que "en ningún momento el Estado ecuatoriano ha buscado mediación con instancias regionales de integración".

Un tribunal arbitral de las Naciones Unidas determinó a principios de febrero que Ecuador incumple leyes internacionales "al no haber impedido" la ejecución de un fallo contra Chevron que le obliga a pagar US$19.000 millones por un caso de contaminación en la Amazonía.

"Los pronunciamientos de apoyo de gobiernos amigos están dirigidos a advertir a esta trasnacional de su comportamiento lesivo a los intereses del pueblo ecuatoriano, por sus campañas de desprestigio y artificios legales para desconocer sus responsabilidades jurídicas", añadió.

En una encuentro de la ALBA en Caracas el viernes pasado, el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, reclamó una reunión de las instancias regionales de América Latina para tratar la "agresión" de Chevron contra Ecuador, que consideró contra "todos los países" de ese mecanismo y contra Venezuela.

Un tribunal arbitral de las Naciones Unidas determinó a principios de febrero que Ecuador incumple leyes internacionales "al no haber impedido" la ejecución de un fallo contra Chevron que le obliga a pagar US$19.000 millones por un caso de contaminación en la Amazonía.

Correa dijo la semana pasada que su gobierno no puede frenar la ejecución de la condena y llamó a América Latina a responder de forma conjunta en este caso.

Chevron, en cambio, acusa al gobierno de Ecuador de violar el derecho internacional y su tratado de inversiones con Estados Unidos.