Desde el 3 de enero de este, el gobierno ecuatoriano puso en vigencia una normativa que favorece a todo turista extranjero que permanezca en Ecuador por menos de seis meses.

La iniciativa se trata de devolver el 12% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los extranjeros que permanezcan en Ecuador por el referido lapso por sus gastos en alojamiento y en bienes producidos en el país.

¿El objetivo de la medida? Incrementar la actividad turística y dinamizar la economía ecuatoriana, mediante la generación de divisas

Condiciones. Para lograr el beneficio de la devolución, éste solo funciona con facturas mayores a US$50 y establecimientos afiliados.

La devolución monetaria será efectiva cuando cada factura tenga un valor no menor a US$50 y sea proporcionada por locales afiliados y registrados en el Servicio de Rentas Internas (SRI) después de cumplir algunos requisitos.

Así lo explica José Antonio Guzmán, funcionario de la institución. “Para que el turista acceda a este beneficio deberá comprar únicamente en los establecimientos afiliados al proceso de devolución de IVA a turistas”.

El registro de personas naturales y jurídicas es voluntario. Estos deben incluirse en el catastro del Ministerio de Turismo, si ofrecen alojamiento, o en el Ministerio de Industrias y Productividad, si venden bienes producidos en Ecuador.

Las autoridades aún no poseen una lista del número de establecimientos registrados,  ya que el sistema se encuentra en un “proceso de aprendizaje”, comentó Garcés a la agencia Andes.