Guayaquil. Por lo menos diez empresas internacionales, especializadas en el manejo portuario, están interesadas en la concesión del puerto de Manta, en la costa del Pacífico. La inversión prevista en los próximos 25 años, en el puerto de la provincia de Manabí, es de US$300 millones aproximadamente.

Una de las principales metas de la concesión es mejorar la eficiencia de la terminal portuaria, en el manejo de carga y optimizar la llegada de los cruceros de turismo.

Hace más de veinte días, las autoridades locales efectuaron la convocatoria para la concesión de la Terminal Multipropósito de Aguas Profundas, indicó el ministro coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, Santiago León.

Los operadores interesados en este proceso provienen de países, tales como: España, Chile, Colombia, Perú, Estados Unidos, Francia, Corea, entre otros.

Entre los operadores constan, tres, que son considerados líderes mundiales en la actividad portuaria, tales como PSA de Singapur, Dubái Port y China Mersan. Estos a su vez están en la lista de los 10 más grandes a nivel mundial.

Según el secretario de Estado, el proceso avanza con buen ritmo e indicó que antes de finalizar el año será conocido el nuevo operador.

“Dentro del cronograma, la adjudicación será en noviembre y estaríamos firmando el contrato con el nuevo delegatario para trabajar en conjunto con el Estado en el desarrollo portuario para mejorar el servicio de comercio exterior ecuatoriano”, detalló.

La idea es unir el puerto de Manta con Manaos y utilizar los puertos fluviales de la Amazonía, como puerto Itaya, en Sucumbíos (oriente ecuatoriano).

“Les estamos ofreciendo a las navieras una puerta al mundo y parte de este proceso logístico es el puerto, el aeropuerto Eloy Alfaro, las carreteras, la Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE), los agrocentros, etc, que conforman un sistema integrado nacional para exportar al mundo y ser más eficientes”.