Guayaqui. La compañía china Ecuacorriente tiene al menos cuatro meses para gestionar la licencia ambiental y otros permisos antes de iniciar la explotación de cobre en el proyecto Mirador, según el ministro de Recursos No Renovables, Wilson Pástor.

Ecuacorriente cuenta actualmente con el estudio de factibilidad, la certificación de reservas, los métodos de explotación y el área exacta donde va a producir la mina.

La autoridad también informó que la empresa gestionó licencias en los períodos previos (exploración y exploración avanzada), pero una vez firmado el contrato tendrá que tramitar la licencia ambiental para la nueva fase (explotación), el permiso de la Secretaría del Agua y el de Patrimonio para poder iniciar las operaciones.

Además aclaró que las regalías son un anticipo que no obliga al Estado a aprobar ningún informe porque estos recursos serán deducidos cuando empiece la producción en cinco años.

“La compañía quiere compensar de forma inmediata a las comunidades aledañas para evidenciar el beneficio directo de la minería”, explicó.

Luego Pástor expresó que se realizaron varias consultas previas a las comunidades, las cuales no tienen carácter vinculante, dado que “se hicieron en las fases de exploración, ahora tendrán que realizar una nueva consulta para socializar la fase de explotación. Es absolutamente falso que las comunidades del Pangui y Tundayme no fueron consultadas en las anteriores fases”.

Las consultas previas se realizan en las zonas de influencia del proyecto para que sepan como se va a trabajar, las modalidades de producción, la posible afectación y planes de mitigación, entre otros.

Las comunidades analizan, critican y entregan las observaciones al Ministerio del Ambiente, entidad que organiza las mesas de consulta previa en cada cantón.

Según el Ministro, el potencial minero ecuatoriano difícilmente reemplazará al petróleo porque el costo de producción bordea el 10%, lo que significa elevados ingresos financieros para el Estado; en la minería, el 50% constituyen costos operativos.

Sin embargo, esta actividad tiene la capacidad de crear miles de plazas de empleo a diferencia de la actividad petrolera.

“Por ejemplo Mirador significará tres mil empleos, mil de forma directa y dos mil en servicios complementarios; mientras que en petróleo el campo Pañacocha que produce 15 mil barriles diarios trabajan 34 personas en dos turnos”, concluyó.

Ecuador tiene reservas probadas en cobre de alrededor de 20 mil millones de libras, en los proyectos Mirador (Zamora Chinchipe), y el Panantza-San Carlos (Morona Santiago).

En oro se presume que existen seis millones de onzas, de acuerdo a la empresa canadiense Kinross. Los dos proyectos cupríferos generaran entre US$60 y US$70 mil millones y en oro al menos US$15 mil millones.