Guayaquil. Los supuestos extrabajadores de Cervecería Nacional (CN) extremaron sus acciones para evitar que la Corte Constitucional (CC) admita una acción extraordinaria de protección presentada por esa empresa, que busca evitar el pago de utilidades que ellos reclaman.

Gabriel Segovia, excolaborador de la Cervecería, se ubicó este martes en una cruz instalada frente a ese organismo, mientras cuatro exempleados iniciaron una huelga de hambre con cadenas en el cuello.

En los brazos abiertos de Segovia se colocaron chompas y otras prendas para que las sujeten en la cruz, aunque no se advirtió la presencia de sangre en sus muñecas, pues estaban cubiertas de vendas blancas.

Arturo Cervantes, procurador común de los extrabajadores, señaló que esas acciones se tomaron y se mantendrán hasta obtener una resolución a su favor en la CC.

Los excolaboradores, que reclaman más de $90 millones (US$3.517) por utilidades de 1990 al 2005, advirtieron que en los próximos días se unirían más personas a la huelga de hambre.

Unos 40 policías se colocaron frente a la puerta de entrada de la Corte Constitucional, que cerró sus puertas con llaves para evitar incidentes.

Aproximadamente 20 exempleados con pitos, tambores y gritos exigían el pago de sus utilidades bailando en mitad de la calle y deteniendo a ratos el tráfico vehicular por el sector.

Según Cervantes, el magistrado Alfonso Luz Yunes, quien tenía el caso en la CC, ya no analiza si se admite o no la causa, sino que se nombró a una comisión técnica especial que estudie todos los procesos de la compañía cervecera.

Este Diario intentó confirmar la versión, pero el Departamento de Comunicación de la Corte no emitió un pronunciamiento hasta el cierre de esta edición.

La semana anterior, el juez Duodécimo de lo Civil del Guayas, Pedro Iriarte, solicitó información a la Dirección Regional del Trabajo del Guayas, el Banco Central y el Banco Nacional de Fomento, sobre si Cervecería ha depositado valor alguno en sus cuentas o en las de la dependencia laboral pero sin especificar valores.

El conflicto ha pasado por diversas instancias judiciales, en las que Cervecería ha rechazado el pago de utilidades por considerarlo improcedente.

CN tenía que pagar hasta el 6 de junio $270 millones (US$10.552): $90,92 millones (US$3,5 millones)  por utilidades y $ 180 millones por multas (US$7 millones).