Quito. Ecuador firmó un crédito por unos US$571 millones con el Eximbank de China para financiar parte de la construcción de una central hidroeléctrica clave para la nación andina, aumentando la millonaria deuda que mantiene con el gigante asiático.

El préstamo servirá para completar la inversión de US$672,1 millones que cuesta el proyecto Sopladora, ubicado entre las provincias de Azuay y Morona Santiago, que aportará 487,8 megavatios (MW) al sistema interconectado del país, dijo el Ministerio de Sectores Estratégicos a última hora de este lunes.

El proyecto arrancó su construcción en abril y se prevé que entre en operación en el 2015.

En el comunicado no se especificaron las condiciones del crédito, que fue suscrito en China por autoridades de ambas naciones.

China se ha convertido en el principal socio financista de Ecuador, con un aporte de más de US$6.000 millones para financiar represas, créditos de libre disponibilidad y anticipos económicos por ventas de crudo.

El presidente Rafael Correa, quien dice promover el socialismo en el socio más pequeño de la OPEP, impulsa la construcción de ocho proyectos hidroeléctricos estratégicos, en un intento por sustituir la energía térmica y reducir las millonarias importaciones de derivados.

A la fecha se encuentran en construcción los proyectos Coca Codo Sinclair, el más grande del país con unos 1.500 megavatios de potencia, apoyado por un crédito chino de 1.700 millones de dólares.

Además, los proyectos Toachi Pilatón con 253 megavatios, la represa Delsitanisagua con 115 megavatios, y el proyecto eólico Villonaco, que aportará unos 16,5 megavatios.

"Con estos proyectos, al 2016 el país habrá duplicado la potencia instalada en toda su historia con una inversión de más de 5.000 millones de dólares, pasando de 3.770 megavatios (MW) a 6.779 MW", señaló el comunicado.