Quito. Ecuador suscribió el lunes un acuerdo de alianza estratégica con un consorcio internacional para la construcción de un nuevo aeropuerto en Quito, lo que permitirá aumentar los beneficios económicos para la ciudad.

El municipio de la capital ecuatoriana renegoció en febrero las condiciones del nuevo contrato con el consorcio Quiport, integrado por empresas de Canadá, Estados Unidos y Brasil, argumentando que los términos contractuales eran perjudiciales para el país.

Tras las tratativas, el país andino logró cambiar la modalidad contractual de una concesión a una alianza estratégica, a fin de tener una participación en el proyecto.

"Hemos logrado establecer un acuerdo justo. El nuevo modelo de alianza estratégica permite una distribución justa de los recursos", dijo el alcalde de la ciudad Augusto Barrera, durante la suscripción del acuerdo.

Con la alianza estratégica, las autoridades locales percibirán desde el 2011, unos US$878 millones en los 30 años que dura el acuerdo suscrito, con el aval del presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

El gobierno espera que el nuevo aeropuerto entre oficialmente en operaciones en noviembre del próximo año.

Tras la firma de la alianza estratégica, el contrato pasará a un análisis de la Contraloría del Estado, para determinar las tasas aeroportuarias.

La construcción del nuevo aeropuerto de Quito es un proyecto clave para la ciudad debido a que la actual terminal aérea se encuentra en el corazón de la capital ecuatoriana, lo que ha provocado una serie de accidentes como la caída de aviones sobre casas y edificios.